Sobre una novia, no solo recae la toma de decisiones y tareas más importantes de la organización de su propio matrimonio, además, debe lucir regia ese gran día. Si bien es cierto, tenemos aliados estratégicos como vestidos de novias de gran corsé, maquillaje de vanguardia y tacones que nos hacen sentir en las nubes. Sin embargo, nada será suficiente -ni te hará realmente segura- si la balanza y tu masa muscular te piden ‘a gritos’ que hagas algo por ellos.

  • No dejes para mañana lo que debes hacer ‘sí o sí’ hoy

Obviamente, los resultados serán mejores si tomas la decisión de reactivar tu vida atlética lo antes posible. Es decir, ¡luego de leer este artículo! ¡No el lunes! ¡No mañana! ¡Hoy! Sobre todo si lo que tu cuerpo necesita son cambios radicales.

 

 

  • No al aburrimiento

Cuando se habla de ejercicios pueden acudir a nuestra mente imágenes vagas. Por ejemplo tú, regia con tus leotardos Nike en el gimnasio de moda. Pero esa sensación de ‘éxito’ dura solo una semana. Entonces es cuando debemos ser realistas. No necesitas ir a un gimnasio para ejercitarte y modelar tu figura. Si eres de las que se lamenta por no tener tiempo/dinero/voluntad para pagar un buen gimnasio, déjame molestarte al decirte que es una fea excusa que está acabando con tu cuerpo. Lo que necesitas es tomar una decisión seria y ser constante. Con ambas herramientas podrás salir vencedora con cualquier tipo de actividad física por la que optes.

  • Punto de partida

Por ejemplo, empieza por correr/trotar por las mañanas/noches, dependiendo de tus horarios libres. Bastará con 15 minutos al día. Los beneficios de este deporte van desde prevenir el cáncer, evitar la depresión, contribuir a tu actividad cerebral y, lo más importante, activa las mitocondrias que tus músculos necesitan para lucir fuertes.

 

 

  • El baile de los que sobran

¿Te gusta bailar? ¿Sabías que es un entrenamiento aeróbico que te pondrá en forma en corto tiempo si lo tomas en serio? Pregunta por clases o simplemente crea tu rutina de baile en casa. Te ayudará a perder peso de manera entretenida y de paso practicas esa coreografía que sorprenderá a todos durante el baile de tu matrimonio.

  • Novia sobre ruedas

Si tienes una bicicleta en casa déjame decirte que es tiempo de subirse sobre ella y comenzar a andar. Esta práctica proporciona grandes aportes a todo tu cuerpo, desde las pantorrillas hasta tus hombros, pasando por tus glúteos hasta llegar a tu pecho. Se incrementarán los beneficios si le dedicas 30 minutos por día como mínimo. Puedes ir al trabajo en bicicleta si no tienes tiempo. Otra idea es salir con tu novio los fines de semanas y hacer grandes recorridos juntos, picnic saludable incluido.

 

 

  • Ojo a lo que comes

Debes tener en cuenta que una rutina de ejercicios, cualquiera que esta sea debe ir acompañada por una nutrición balanceada. Es decir, de nada sirve que pases horas a la semana dedicada a un deporte si luego te comes medio pollo a la brasa, ¿te parece? No es necesario hacer una dieta rigurosa. Aumenta la cantidad de vegetales/frutas y omite harina y dulces.

El incremento de actividad física y pequeños cambios en tu dieta, contribuirán notablemente sobre tu aspecto físico y autoestima, y te harán brillar el día más importante de tu vida.