Una boda es un evento que no se puede mantener en secreto y seguramente que si estás en plenos preparativos para tu matrimonio, tus jefes y compañeros de trabajo se han enterado de la buena noticia. Si tienes muchos años trabajando en la misma empresa o te llevas muy bien con tus superiores y colegas de trabajo, es probable que quieras compartir con ellos el día de tu boda o por lo menos entregarles un recuerdo de tu boda, sobre todo si te han hecho algún presente.

  • Si trabajas en una empresa familiar. En este caso es probable que no sean muchos los trabajadores de la empresa y probablemente se conozcan entre todos, incluso alguno puede ser tu familiar, por eso lo más lógico es que les invites a tu boda.
 
Carlos De Stefano
 
  • ¿Cómo invitar a tus compañeros y jefes de trabajo? Contrates o no un servicio de mensajería para la entrega de los partes, en el caso de tus superiores y colegas de trabajo, lo mejor es entregarles en mano las invitaciones de boda y pedirles que te confirmen su asistencia.
 
 
  • ¿Tengo que invitar a todos los de la empresa? No es necesario invitar a todos los trabajadores de la empresa, no existe ninguna regla que te obligue a hacerlo. Seguro que todos en la empresa van a saber que te casas, y también sabrán comprender que por diversas razones no podrás invitarlos a todos, ya sea por presupuesto, por limitación del espacio o simplemente porque no quieres mezclar tu vida profesional con la personal, y estás en todo tu derecho de decidir quién te acompaña en una ocasión tan especial. 
  • ¿Cómo portarse con los que no invitas? Como lo más probable es que no invites a todos tus compañeros de trabajo, lo mejor es que evites hablar del tema de la boda en presencia de alguno que no esté invitado, de esta forma evitarás que pasen malos ratos y momentos de incomodidad. 
 
Riviera La Herradura
 
  • Una opción es separar a tus invitados. Recuerda que tus invitados no necesariamente tienen que asistir a todo lo que conlleva la boda. Es decir puedes hacer grupos de invitados que los acompañarán sólo en la ceremonia, otros que sólo lo harán en la fiesta y quienes lo harán en ambos. Por lo general puedes invitar a tus jefes y compañeros de trabajo sólo a la ceremonia y reservarte la fiesta para tus más allegados.

Invites o no a tus compañeros y jefes de trabajo es muy posible que entre varios se organicen y te hagan un regalo de bodas, en ese caso lo mejor es pensar en un detalle para agradecérselo. Acá te damos algunas ideas:

  • Organiza una pequeña reunión. Pide permiso a tu jefe y organiza para todos una pequeña reunión en la oficina, después de la boda, puedes ofrecerles aperitivos, algunos bocaditos, incluso incluir una pequeña torta, será un momento especial en el que puedes contar las anécdotas de la boda o de tu luna de miel y agradecerles el detalle que tuvieron contigo. 
  • Endúlzales el día. A todos nos gustan los dulces, puedes preparar pequeños paquetes con bombones, o alguna caja de alfajores o bocaditos dulces y entregarlos en tu trabajo. Puedes personalizar los envoltorios con las iniciales tuyas y de tu pareja y la fecha de la boda. Seguro que a más de uno de vas a endulzar el día.
 
 

Ahora ya te decidiste, ¿vas a invitar a jefes y compañeros?