Mary Producciones
Mary Producciones

Ahora que su pedida de mano y el anillo de compromiso son parte de su realidad, les toca resolver algo importante, a parte de cómo será tu vestido de novia, y es, cuál será el mejor momento para darse ese definitivo “sí acepto”. ¿Matrimonio en la playa? ¡Tal vez finalizado el verano sea lo mejor! Pero si se trata de una ceremonia industrial o elegante, entonces quizás otras deberían ser sus motivaciones al elegir tal o cual fecha, ¿no les parece? Antes de tomar esta decisión a la ligera, los invitamos a repasar estas 8 ideas, que los conducirá a encontrar el mejor mes o día del año. ¡Tomen nota!

1. Un año después de su compromiso: la fecha ideal según tradición

Las parejas cero complicaciones pueden considerar la vieja tradición que dicta casarse un año después de la pedida de mano. De este modo tendrán 12 meses enteros para presumir su anillo de compromiso de oro blanco mientras organizan su matrimonio en el campo. Claro está, siempre y cuando el presupuesto lo permita.

Mary Producciones
Mary Producciones

2. Un día inolvidable para ambos y motivo de celebración

Los novios para los que todo debe tener un significado especial, tal vez prefieran elegir un día único para ambos. Una fecha que de un modo u otro marcó su relación. Tal vez podría ser cuando se conocieron o cuando iniciaron su romántica historia de amor. Quien sabe, durante el cumpleaños de uno de ustedes, cuando hicieron su primer viaje o que determinó un momento álgido que debe ser recordado de por vida.

3. En San Valentín: la ocasión para celebrar por partida doble

Si existe una fecha preferida por las parejas peruanas esa el día de los enamorados o San Valentín. Aunque popular, no deja de tener un encanto muy particular. No es para nada una coincidencia que en Perú, sea el 14 de febrero pleno verano. Excusa perfecta para organizar una linda recepción y fiesta playera con la brisa marina a favor. Propicio para hacer gala de una decoración en telas para matrimonio con detalles navy.

Mary Producciones
Mary Producciones

4. Durante sus próximas vacaciones: pidan sus fechas desde ahora

Y del romanticismo nos vamos a lo práctico soltando una pregunta al aire. ¿De qué sirve pensar en fechas únicas cuando no se podrán dedicar al 100% a la organización ni búsqueda de sus proveedores? Entrar en correteos durante largos meses, entre la elección de la iglesia y tu bouquet de novia 2019 parece no ser muy viable, cuando podrían optar directamente por coincidir sus vacaciones. Por lo menos para empalmar la ceremonia y luna de miel sería un gran acierto.

5. Fecha libre de supersticiones: por si acaso 

El misticismo también juega su propio papel cuando se trata de elegir la mejor fecha para contraer matrimonio. "Martes no te cases ni te embarques" y ni qué decir de los viernes o martes 13 o el 31 y 1 de noviembre. El día elegido debe ser especial y tener muchos puntos a favor y de preferencia, cero en contra, que no se les olvide.

Lima y Punto
Lima y Punto

6. La fecha amigable con su bolsillo: el presupuesto decide

La organización de un matrimonio en invierno u otoño, también conocidos como meses de temporada baja para los proveedores nupciales serán los más amigables con su bolsillo. Si ya vieron que estarán ajustados con una boda campestre de primavera, por qué no elegir el otoño, que todavía nos reserva días con un clima fresco y presencia de rayos solares.

7. Según el estilo de su matrimonio: la estación manda 

Claro está, hay que tener presente que existen ciertos tipos de matrimonios que por su naturaleza no pueden celebrarse en otra estación que no sea la por default. Como las bodas playeras en verano, aunque sea al cierre o las rústicas al aire libre, que siempre se estilan en primavera. Lo retro-vintage también jala por jardines o áreas verdes, es inevitable y hay que tenerlo presente.

Missak Producciones
Missak Producciones

8. Sin olvidar a sus invitados: porque no existe fiesta sin ellos 

Revisen si tal o cuál mes potencial, le irá bien a esos familiares cercanos o amigos íntimos que viven fuera del país o ciudad. Para la compra de sus pasajes y disponibilidad. Tal vez si corren un mes o dos, podrían facilitarle las cosas a un gran número. Para no patinar con este aspecto recuerden preguntar.

Después de contemplar, más enamorados que nunca, el brillo del anillo de compromiso de oro en manos de la novia, se encontrarán con la pregunta del millón ¿cuando nos casamos? Solo llegarán a la mejor fecha para ambos y para su bolsillo, si le dan un repaso minucioso a nuestras 8 recomendaciones. Después podrás revisar con calma nuestro catálogo con más de 7 mil vestidos de novia. ¡Éxitos!