Aldo Aguilar Fotografía
Aldo Aguilar Fotografía

La familia lo es todo. Con tu boda evidencias la importancia de que las relaciones familiares estén bien y fortalecidas. Nada mejor que contar con la opinión de quienes quieres para elegir el mejor vestido de novia, el lugar adecuado para la boda o la decoración para matrimonio. Que nuevas personas hagan parte de nuestra vida y que nosotros nos sumemos a la vida de otros, no es solo necesario, sino indispensable para nuestro desarrollo personal. La familia que adoptamos y que nos adopta es un regalo que, como las argollas de matrimonio, durará toda la vida. En este artículo te damos algunos consejos dirigidos a llevarte bien con tu cuñada. Es nuestra responsabilidad proteger, cultivar y conservar esta nueva relación.

1. Proyecta alegría y entusiasmo

Ten presente que los sentimientos que proyectas afectan a quienes están cerca de ti. Hacerte consciente de que cómo te sientes impacta en la percepción que los demás tienen de ti y te permite ajustar lo que está en tu control: tus propias emociones. Está en tus manos ser fuente de lo que quisieras recibir.

Making Focus
Making Focus

2. Escúchala, sonríele y háblale, siempre mirando a los ojos

La mejor forma de quedar bien con las demás personas, es escucharlas con absoluto respeto y que lo noten. Una forma para demostrar esta atención es mirar a la persona a los ojos. Esto demuestra también honestidad, sinceridad y transparencia. Y sonríe. Las sonrisas abren las puertas de las relaciones con todo el mundo.

3. Si te interesa llevarte bien con ella, demuéstralo

Procura que tu expresión facial y corporal demuestren que estás interesada en tener una buena relación con ella. Sonríele con tus ojos, tu boca y tus manos. De nada servirá querer tener una buena relación si cuando interactuamos no lo demostramos. Cuando sea posible y de una forma muy natural, déjale saber que estás interesada en tener una buena relación con ella. A veces creemos que con nuestra presencia lo decimos todo, pero no, vale la pena decirlo.

PassionLove Films
PassionLove Films

4. Reconócele lo positivo

Nos encantan los elogios. Solo piensa en lo que sentiste cuando te dijeron que tu modelo de vestido de novia era precioso o que tu peinado recogido resaltaba las facciones de tu cara. Un buen cumplido es sucinto y sincero. Evita decir algo que no sientas o no creas.

5. Haz cosas buenas por ella

Ser amable con los demás no solo fortalece nuestras relaciones sino que nos hace sentir bien con nosotros mismos. Es tan simple como ofrecerle ayuda cuando lo necesite, invitarla a un café solo porque sí, o comprarle un pequeño detalle de algo que sepas que le gusta. Cuando les demuestras a los demás que te importan, se genera la confianza para que quieran estar cerca de ti. Por ejemplo, para la boda puedes preguntarle en qué quisiera ella participar. Si fuera de su gusto implicarse en la decoración de local para matrimonio, elegirla con ella sería la oportunidad perfecta para demostrar tu simpatía.

Deborah Valença Fotografía
Deborah Valença Fotografía

6. Trátala como quisieras que te trataran a ti

Esta es la máxima por excelencia en las relaciones humanas. Piensa cómo te gustaría que las demás personas actuaran contigo. Di a los demás solo las cosas sobre ella que le dirías en persona. Si tu trato con las demás personas es amoroso y respetuoso, las personas te tratarán de la misma forma.

7. Identifica lo que tengan en común y encuentra espacios para compartirlo

Puede que a ambas les interese el diseño de partes de matrimonio, o la definición de los colores de los ramos de flores naturales. En cualquier caso, la clave es encontrar temas de conversación o actividades que ambas puedan realizar y que disfruten al hacerlo. Enfocarnos en las coincidencias y no en las diferencias abona el camino para una buena relación a largo plazo.

Joanna Pantigoso
Joanna Pantigoso

Los anillos de compromiso dan inicio a una relación en la que dos mundos se unen. Bien sea en un matrimonio en la playa o en la ciudad, la vida de dos familias se fusiona. Que este nuevo comienzo sea también el principio de relaciones fundadas en la bondad, el respeto y la confianza.