Ir al contenido principal
Matrimonio

101 vestidos de cambio para novia ¡todo lo que debes saber del segundo vestido de novia!

¿Quieres verte linda y diferente durante la recepción? ¡Opta por un segundo vestido de novia! Conoce los momentos para cambiarte y los vestidos perfectos para hacerlo.

Te ayudamos a encontrar el vestido de tus sueños 👰
Pide información y precios de vestidos y complementos a empresas cercanas
Eva Lendel

Un segundo vestido de novia es la solución perfecta si buscas comodidad en tu recepción o si quieres un look sencillo o divertido para la fiesta de boda. Pero ¿cómo debería ser ese vestido? Si buscas un vestido de cambio para una figura menuda o la alternativa a los vestidos de novia para gorditas, aparte de la comodidad hay otros aspectos que debes considerar al momento de elegirlo. Para facilitarte la decisión, aquí encontrarás no solo las características que debe tener un segundo vestido de novia, sino los instantes correctos para cambiarte, lo que debes preparar para que el cambio sea un éxito y los 101 más bellos vestidos de cambio para novia con lo más lindo de las tendencias en vestidos de novia 2022, ¡te fascinarán!

¿Por qué cambiarse el vestido de novia?

Para muchas novias la razón principal para cambiarse de vestido de novia es la comodidad. Los vestidos de novia de corte princesa voluminosos y elegantes, por ejemplo, son aconsejables para la ceremonia religiosa, pero para la recepción, lo ideal es llevar uno de los vestidos de novia sencillos más lindos, que permita moverse con facilidad, saludar, bailar y disfrutar. Esto también permite proteger el primer vestido, pues así no tendrás que preocuparte de estropearlo accidentalmente, especialmente si quieres conservarlo o alquilarlo. 

Otra razón es simplemente que quieras lucir más fresca y con un vestido de novia original, con un toque divertido o con algo de sensualidad, como ocurrió con los múltiples vestidos de novia de Paris Hilton. En este caso, el segundo vestido es la opción para lucir un vestido de novia más corto, una falda con abertura o un diseño más moderno. De hecho, no olvides que el segundo vestido de novia también puede ser el atuendo del matrimonio civil con el que llevarás un vestido menos ceremonial que en el matrimonio religioso. 

¿Cómo deber ser el segundo vestido de novia?

Si las razones para cambiarse el vestido de novia son la sencillez, la practicidad y verte más moderna y divertida, tu segundo vestido de novia debe reflejar estos propósitos. En consecuencia, tu vestido de novia para segundo cambio te permitirá elegir un modelo festivo con algo de color en el tejido o en los bordados.  Así mismo, ¿por qué no un vestido de cambio con pantalón? Más cómodo ¡imposible! Por supuesto, otra posibilidad es optar por uno de estos vestidos de novia cortos de alto impacto o por un vestido de novia de dos piezas con falda midi o al tobillo. Y si quieres verte irresistible, apuesta por uno de los vestidos de novia con abertura más bellos y sensuales

Peinado de novia, zapatos y accesorios de cambio 

Recuerda que si te cambias el vestido, lo ideal es modificar también parte de tu atuendo, iniciando por el peinado de novia, como ocurrió en la boda de la peruana Carolina Braedt y su segundo vestido. También tus zapatos deben ser tan cómodos y divertidos como tu vestido. Cambia tus zapatos de taco por unas zapatillas o unas balerinas originales y con toques de brillo. Y con tus accesorios, adapta tus aretes o set de joyas al modelo del vestido de cambio para novia que definas y atrévete a llevar complementos totalmente diferentes a los que uses con el primer vestido. 

Lo que tienes que saber antes de cambiarte el vestido

Aunque cambiarse el vestido de novia parece sencillo, debes planificarlo con cuidado para asegurar que el resultado sea el que esperas. Desde el sitio para hacerlo, hasta las personas que deben apoyarte y cómo cuidar tu vestido, esto es lo que debes conocer para que tu cambio de vestido ocurra como lo imaginas. 

Encuentra un lugar adecuado

Para hacer el cambio de vestido de novia has de preparar el espacio para hacerlo. Si te es posible, organiza una especie de camerino personal donde puedas moverte con libertad, que tenga un espejo de cuerpo entero y lugares para reposar el vestido de novia, tus zapatos y complementos. Seguramente tengas que retocar tu maquillaje de novia o modificar tu peinado, así que también deberás tener a mano los implementos para peinarte y maquillarte.  

La ayuda perfecta

Decide qué personas te apoyarán en el cambio del vestido. Puede ser parte de tu séquito nupcial. Deben ser personas de confianza como tu madrina o alguna de tus damas de honor. No esperes a que llegue el día de la boda para solicitar su colaboración. Díselo con anticipación para que, cuando llegue el momento, estén preparadas y te acompañen por sí solas al espacio que les hayas anunciado previamente. 

El kit de emergencia

Ya sabes que para tu primer vestido, en una boda de noche o con uno de los mejores vestidos de novia para un matrimonio de día, debes tener un kit a la mano que contenga al menos hilo, aguja, botones y ganchos nodrizas o imperdibles. Suma a este kit lo que necesitas para solucionar los posibles imprevistos con tu segundo vestido y alista una maleta o caja para guardar tu vestido principal, los zapatos y accesorios. 

¿Cuándo cambiarse el vestido de novia?

La elección del mejor momento para cambiarse el vestido de novia depende por entero de cada novia y del tipo de boda. No obstante, hay instantes en los que, por lo regular, las novias deciden lucir su segundo vestido. Conócelos y decídete por el que más ten convenga: 

Antes de llegar a la recepción

Una vez termine la ceremonia y hayas pasado por la sesión de fotos de boda con tu primer vestido, es el momento ideal para hacer el cambio de vestido. La ventaja de hacerlo luego de la ceremonia es que no tendrás que apartarte de la recepción. De hacer el cambio en este punto, mira que sea un segundo vestido que se adecúe a todos los momentos que planificaste para la fiesta de bodas. 

Después del primer baile de casados

Si sueñas con lucir un tiempo más tu vestido de novia principal, haz tu cambio luego del primer baile. Así, tus invitados podrán detallar más su diseño elegante, mientras que tú podrás lucir deslumbrante en las fotos y video del primer baile. Eso sí, considera que deberás tener un espacio para cambiarte en el mismo lugar de la recepción. 

Luego de los saludos y fotos mesa a mesa

Si quieres que tu vestido quede retratado en las fotos con tus invitados, opta por cambiártelo luego de la sesión de fotos y de la ronda de saludos por mesa. Así también tus invitados podrán quedarse con el recuerdo de tu primer vestido y tu extenderás la glamurosa emoción de sentirte como una princesa. 

Justo antes de que comience la fiesta

Luego de disfrutar del primer baile, de las fotos y de sentarte en la mesa de novios con tu vestido de novia principal, cámbiatelo luego del banquete, cuando hayan pasado el brindis, tus palabras y las de tu novio, así como el discurso de tus padres o padrinos. Será una sorpresa para tus seres queridos y una invitación directa a bailar y a disfrutar de la celebración.  

Antes de la hora loca

Si temes que los bailes o la diversión de la hora loca pueden afectar tu vestido o si prefieres lucir un atuendo lo suficiente cómodo para no perderte de saltar, gritar y disfrutar al ritmo de tus invitados, haz tu cambio de vestido para el último tramo de la fiesta de bodas. Con esta opción podrás apartarte más fácilmente de la celebración para cambiarte y sorprender con un vestido de novia de pantalón que nadie espera. 

Un segundo vestido para el matrimonio civil

Tu segundo vestido también puede ser la alternativa ideal para tu boda civil, como uno de estos preciosos vestidos de novia civil, que puedes llevar antes o después de la ceremonia religiosa y con el que puedes también modificar tu peinado y maquillaje para lucir dos tipos de outfits diferentes y contrastantes. 

¿Cuándo no es necesario un segundo vestido de novia?

Aunque el segundo vestido de novia sea una opción encantadora para lucir al máximo las múltiples facetas de la belleza y estilo de una novia, no siempre es necesario hacer este cambio. Por ejemplo, si tu matrimonio es íntimo y elegiste un vestido de novia ya de por sí sencillo, en lugar de cambiarte, puedes llevar un complemento durante la recepción que te de un aire diferente, como una capa o una chaqueta. Así mismo, si eres una novia minimalista, seguramente elegirás un vestido de novia versátil y que puedes adaptar tanto a la ceremonia civil, como a la religiosa y a la recepción. 

Vestidos de novia 2 en 1: la solución para cambiarte sin un segundo vestido

Así mismo, no tendrás que cambiarte si eliges uno de los más bellos vestidos de novia 2 en 1, como los vestidos de novia de dos partes con los que puedes transformar fácilmente tu atuendo en la recepción; o con un vestido de novia desmontable, al que le puedes retirar una chaqueta tipo ilusión o una capa; así como con los vestidos de novia con falda removible, en donde fácilmente podrás pasar de un atuendo con un vestido de novia elegante y esponjoso, a un vestido de novia de corte recto y sencillo. Entonces, si eres una amante de la moda y no quieres privarte del placer de lucir de dos maneras en tu boda, opta desde el comienzo por un vestido de novia dos en uno. ¡Parecerá que compraste un segundo vestido!

Cambiarse el vestido de novia es una opción que te facilitará bailar y disfrutar durante todo el tiempo que dure la boda, sin preocuparte por las horas de uso o los efectos de tus movimientos. Además, podrás lucir moderna y original, sin dejar de verte elegante con tu primer vestido. Ahora que sabes cómo elegirlo, solo tienes que decidirte por una de las mejores casas de novias del Perú para encargarlo. Y, si todavía no tienes tu vestido de novia principal, repasa los vestidos de novia corte princesa más espectaculares y escoge el más afín a tu estilo de boda. ¡Que luzcas doblemente hermosa!

Te ayudamos a encontrar el vestido de tus sueños 👰
Pide información y precios de vestidos y complementos a empresas cercanas