Daguero
Daguero

¿Qué novia no desea lucir naturalmente hermosa durante su gran día? La respuesta es, todas. Pero ¿cómo conseguirlo cuando no se tiene tiempo o el presupuesto para ir a un spa de manera regular? Exacto, apelando a las recetas caseras. Esas que le permitía y permite a todas nuestras abuelas lucir un cutis fantástico sin mucho esfuerzo. Mientras cocinan, colocándose pepinos y tomates, recurriendo a la miel, yogurt y aceite de oliva o avena. Esos trucos que hoy en día, en el que lo natural y lo ecológico están de moda, vuelven a posicionarse. A ser el centro de interés de todas, más aún de las novias. Hagamos un punto y aparte a esa torta de matrimonio, que puede esperar. Hasta el diseño de partes invitación y la búsqueda de tu peinado de novia porque esto que te contaremos es esencial.

1. Para limpiar tu cutis: adiós oleosidad y puntos negros

PassionLove Films
PassionLove Films

Combatir los puntos negros es prácticamente una obligación estés de novia o no. Pero la limpieza de un cutis va más allá. Ésta prepara el rostro para que otros productos penetren, como los nutritivos y reafirmantes. Además, con él oxigenas los poros, al liberarlos de la fatiga y smog. Uno de los astringentes naturales más célebres es el pepinillo, el tomate, la salvia, la papaya o el limón. Toma una pequeña porción de algunos de ellos y aplástalos hasta conseguir hacer un puré. Podrías ayudarte con la licuadora. Colócale dos cucharadas de miel de abeja para darle consistencia. Luego de homogeneizar ambos ingredientes aplícátelo sobre el rostro y déjalo actuar por un lapso de 15 a 20 minutos. Enjuágate con agua tibia y sella con agua bien fría. Repite esta operación mínimamente 3 veces por semana antes de dormir. Luego le deberás dar paso a la humectación. De nada servirá cualquier modelo de vestido de novia hermoso con un rostro opaco. 

2. Para lograr una buena exfoliación: la piel tersa que todas sueñan

ZOOMX Bodas
ZOOMX Bodas

La exfoliación del rostro es una práctica que debería realizarse al menos una vez a la semana. Aunque es uno de los secretos de divas, no es bueno practicarlas más de dos veces. Con una sola basta para garantizarte un cutis libre de piel reseca o escamosa. Con brillo y luminosidad. Para esto recurrirás a unas buenas 4 cucharadas de azúcar fina o panela arenosa y 5 cucharadas de miel de abeja líquida. Con mucha paciencia deberás obtener una masa suave pero al mismo tiempo terrosa. Seguidamente, con la yema de tus dedos te la irás aplicando formando círculos de dentro hacia afuera. Empezarás por la frente, sienes, mejillas, nariz, labios hasta llegar al mentón. Deja que ambos ingredientes actúen 10 minutos y luego retira la mezcla con agua tibia y con ayuda de un algodón. Recuerda sellar con agua fría. Ojo que esta receta se ha de aplicar con el rostro limpio. Ya no tendrás que esconderte en un peinado para cabello largo que deje mechones sobre la cara sino lucirte con un buen recogido.

3. Para hidratarlo: humectantes naturales al rescate

PassionLove Films
PassionLove Films

Conseguir un rostro humectado, libre de fatiga es sencillo si recurres a la sábila o áloe vera. Uno de los regalos de la naturaleza por excelencia. Pero para ello, hay que dejar reposar una penca de forma vertical dentro de un vaso con agua que cubra más de la mitad. La punta hacia arriba siempre. Al día siguiente lo pasas por agua y le retiras la piel o cáscara. Con ayuda de una cuchara haces un raspado suave para obtener su gel. Lo aplicas sobre el rostro durante 20 minutos y luego te enjuagas con agua tibia, casi fría. No olvides sellar el rostro. También es bastante efectiva la crema a base de palta y plátano más unas cucharadas de miel de abeja. Con la mitad de cada uno es más que suficiente. Una vez más, obtenemos una suerte de crema o puré muy suave. Se aplica por todo el rostro y se deja reposar por media hora. La retiras suavemente como ya sabes, sellando al final. La belleza va de dentro hacia afuera, del rostro hasta tu ramo de flores naturales

4. Para darle luminosidad: mascarilla anti cansancio

ZOOMX Bodas
ZOOMX Bodas

Hasta aquí has preparado tu rostro y lo has nutrido correctamente. Es necesario entonces, conseguir darle luz. Que luzca fresco y terso. Para ello recurriremos a una receta infalible a base de 6 cucharadas de avena; 2 cucharadas de yogur, de preferencia natural; media clara de huevo; y como siempre, un par de cucharadas soperas de miel de abeja. Empezamos remojando la avena en el doble de medida de agua tibia durante 5 minutos. Luego añadimos la clara, el yogurt y la miel de abejas, que nos sirve para darle esa contextura de pasta. Una vez bien homogeneizados todos los ingredientes la aplicas sobre el rostro limpio. Normalmente se deja actuar entre 30 y 45 minutos. Enjuaga y sella. Si cumples paso a paso, lucirás un rostro envidiable bajo ese peinado de novia 2020

Las recetas o remedios caseros que utilizaban nuestras abuelas no tienen pierde. Sobre todo cuando lo que te hace falta es tiempo y además porque son 100% naturales. Ese dos pájaros por un solo tiro que todas buscan. No tienen pierde, como podrían serlo algunos productos provenientes de laboratorios por más famosos, a los que de pronto les podrías tener alergia. Pero como todo en la vida, el éxito se consigue gracias a constancia. Comienza desde ahora y empezarás a ver los frutos en algunas semanas. Tal como estás haciendo con la búsqueda de tu vestido de novia con encaje, desde un día después de recibido ese anillo de compromiso. Sabemos que sí. ¿O no?