Marisol Gutiérrez



Conforme se acerca la fecha de tu boda, seguro te vas preocupando más por pequeños detalles que te ayuden a llegar regia a tu gran día. Uno de los aspectos a los que tienes que poner especial atención es a tu piel. Por eso hoy queremos compartirte unos trucos caseros que te ayudarán, a tener una piel hermosa sin gastar mucho dinero y llegar perfecta al día de tu boda.

  • Palta y miel para el cutis secos. Para quitarle resequedad a tu cutis, la palta será tu mejor aliada. En un recipiente mezcla la mitad de la palta con dos cucharaditas de miel con una cuchara hasta formar una pasta homogénea. Lávate bien la cara y luego aplica la mezcla como una mascarilla sobre tu rostro, déjala reposar durante unos 10 minutos. Enjuaga con abundante agua fría y aplica tu crema hidratante habitual. Para obtener buenos resultados es recomendable repetir el proceso una vez a la semana.
  • Limón y polvo de nácar para las manchas. Si notas que tu piel tiene manchas blancas, combátelas mezclando una cucharadita de polvo de nácar con 5 o 6 gotas de zumo de limón, cuando veas que se ha hecho una especie de pasta aplícalo encima de las manchas después de haberte lavado la cara. Deja que actúe durante 2 o 3 horas y enjuaga con abundante agua tibia. Repite el procedimiento todas las noches. 
 
 
  • Consigue una piel de porcelana. En una tina o bañera vierte agua caliente y agrega cuatro litros de leche fresca, sumérgete en la mezcla y permanece ahí por 20 minutos. Después enjuaga tu cuerpo con agua templada. 
  • Yogurt, limón y sal contra los puntos negros. Exprime un limón, vierte el zumo en un recipiente, añade una cucharada de yogurt natural sin azúcar y otra de sal, mezcla bien y aplícalo realizando suaves masajes circulares sobre tu rostro limpio, sobre todo en la zona donde se concentran los puntos negros. Deja reposar sobre la piel durante unos 10 minutos y luego enjuágalo con abundante agua templada, luego aplica tu crema hidratante habitual. Repítelo una vez a la semana.
  • Fresas y huevo para una piel grasa. Para combatir el cutis graso, coge 7 fresas, aplástalas has conseguir una especie de puré y añádele una clara de huevo batida y mézclalo bien. Aplícalo sobre tu rostro, deja actuar al menos 10 minutos y retíralo con agua tibia. Lo mejor será repetir el procedimiento una vez a la semana.
  • Consigue una piel más joven. Coloca en un recipiente medio pepino sin cáscara, el gel que consigas de una hoja de sábila, el jugo de medio limón y una cucharadita de agua de rosas, bate hasta que se forme una especie de mascarilla. Aplica la mezcla sobre tu cara limpia y deja que actúe durante unos 20 minutos luego enjuágate con abundante agua fría. Pon en práctica este truco de belleza casero una vez a la semana.
 
Jorge Ravines