Mientras tu amada se concentra en su vestido de novia y qué tipo de peinado semirecogido llevará, al tanto que resuelve todos los aspectos de la decoración para matrimonio, tú no tienes idea de qué zapato va con tu traje. El calzado de novio es uno de los complementos clave de su estilismo, pues una mala elección podría jugar en su contra y restarle distinción a tu esmerado vestuario. Un esmoquin o terno slim fit, no puede llevarse con botines Chelsea ni mocasines, ni todos los zapatos con pasadores son elegantes. Descubre cuáles son los modelos apropiados para esa ocasión especial y elije el más indicado.

Zapatos para novio con pasadores

Sí, los zapatos que llevan cordones o pasadores tienen clase, siempre que escojas los indicados. Para ocasiones como un matrimonio, en la que se suele llevar un traje clásico de corte moderno o un esmoquin, los indicados son los Oxford y los Derby.

  • Oxford Si llevarás chaqué o esmoquin, un par de Oxford de charol serán tu mejor elección. Su diseño libre de adornos lo convierte en una alternativa versátil, tanto si se trata de una ceremonia de etiqueta o muy elegante.
  • Derby Es un diseño que guarda bastante relación con el Oxford, pero la diferencia es que el Derby la matriz u horma es más ancha. Ese detalle lo convierte en la mejor opción para un traje slim fit, o un terno más relajado.

Zapatos para novio con hebillas

El calzado con hebilla es más casual, pero al mismo tiempo lleno de elegancia si se sabe lucir. Está pensado en los pantalones rectos Slim, pues la idea es que se luzca. De ninguna manera se complementa a un pantalón clásico, pues de hacerlo, te arruinará el dobladillo o deslucirá la caída del traje.

  • Monk Es un calzado de hebillas, que puede llevar una como dos. Se amoldan bien a los trajes vanguardistas extra slim fit. Si los pasadores no van contigo, pero deseas lucir bien ese terno, este es el calzado es el que estás buscando. Y si lo que quieres es añadir algo de distinción, búscalos con semi-brogue.

Zapatos para novio sin pasadores

Es un calzado menos formal si los comparamos a los que llevan pasadores, pero a la vez, mantienen el estilo. Perfectos para complementar ese traje que compraste y que va con el vestido de novia civil de tu amada.

  • Mocasines El mocasín es un zapato informal que se luce bien con atuendos casuales. Blazer y camisa, pero sin corbata. Si estás buscando un calzado que complemente tu look de matrimonio en el campo, sin duda es éste.
  • Chelsea Es un botín de caña alta de acabado fino y magnífico si la suya será una ceremonia de decoración vintage boda. Se fusiona bien a los trajes actuales y menos los vestuarios menos formales. Lo podrás tener como alternativa si te casas en invierno, jamás en temporadas cálidas.

Costura prusiana o inglesa

Memorízate ambos nombres pues cuando salgas en búsqueda del calzado de novio ideal, te encontrarás con ambos. La costura prusiana es la más elegante. Se caracteriza por la sutilidad del pespunte en las uniones que van sobre la lengüeta, dándole un acabado fino. En la inglesa en cambio estás queda expuestas, pero con un resultado al mismo tiempo, bastante formal.

Efecto brogue

Es un trabajo fino que llevan los calzados. Consiste en pequeños agujeros que crean figuras en la punta del zapato o que recorren el camino de los propios pespuntes. Según el dominio que tenga sobre él puede ser semi-brogue o full-brogue. Combinará a la perfección con los partes de matrimonio elegantes que tienen en mente.

El material del zapato

Un zapato de novio tiene que ser de cuero siempre. Dependiendo del color del traje o estilo será de charol brillante para acompañar un esmoquin, por ejemplo. Si se trata de un traje elegante, pero no etiqueta rígida entonces puede ser mate. El color por excelencia es el negro, aunque en ocasiones puntuales podría optarse por un marrón natural.

El diseño interviene en todo, no solo en las tarjetas de matrimonio sino hasta en los centros de mesa para boda, y claro está tus zapatos. Pero que la moda no te aparte del confort que debe identificar a todo calzado. Recuerda que espera por ustedes una romántica y a la vez ardua jornada.