En peinados de novia, el cerquillo o flequillo es uno de los estilos más sofisticados y versátiles: funcionan con cualquier peinado o accesorio. Van muy bien con melenas sueltas de todas las longitudes, lisas, rizadas, así como con peinados recogidos y semirecogidos, muy modernos o tradicionales. Son el marco ideal para resaltar tu modelo de vestido de novia y la forma perfecta de llevar un look muy personal y original, bohemio o elegante, como tu decoración para matrimonio. ¿Quieres saber cuáles son las tendencias en peinados con cerquillo? ¡Descúbrelas ahora!

1. Cerquillo recto largo y desfilado

Este tipo de cerquillo que llega hasta el inicio de los pómulos es ideal para caras con forma triangular. Va bien con moños bajos o altos. Se puede llevar con efecto desenfadado o con un poco de volumen en la coronilla. Asimismo, se usa muy liso en peinados semirecogidos para cabello largo o melenas midi. Será todo lo que necesites para conseguir un look elegante y actual.

2. Cerquillo recto largo sin desfilar

Largo y con una apariencia ligeramente abultada, este cerquillo lo puedes cambiar cuando quieras y puede lucirse con un peinado para cabello largo, suelto o recogido y con accesorios para el pelo. Con pelo corto irá bien si sigue la línea de tu corte, o de sus capas para dar la idea de un look unificado. En todos los casos, la clave para evitar que tape los ojos o que se abra, es darle volumen y dejarlo sutilmente despeinado.

3. Cerquillo corto y recto

A la altura de las cejas, este flequillo se usa con melenas cortas por debajo de la barbilla o en una moña alta o media. Si tienes el pelo rizado, el día de tu boda opta por alisarte el cerquillo. Ideal para cabellos lisos, esta tendencia encaja de forma ideal con un estilo pulido y moderno o futurista. Si este es tu caso, y quieres causar sensación, llévalo con un moño alto muy vertical.

4. Cerquillo cortina o Bardot

Con este cerquillo, recomendado para rostros redondos y ligeramente cuadrados, se lleva el cabello largo, suelto, liso u ondulado. Sus extremos quedan a la altura del pómulo y va abierto al medio a la altura de la frente. Es ideal para el estilo natural y sofisticado que requiere un matrimonio en el campo. Si tienes el cabello corto, llévalo con un peinado fácil estilo bob que llegue hasta la barbilla, ligeramente despeinado. Pero si eres de recogidos, atrévete a llevarlo con una coleta o un moño alto.

5. Cerquillo a los lados

Estos cerquillos abiertos y largos a la mitad del pómulo son muy cómodos, suavizan las expresiones del rostro, se llevan lisos y ondulados, triunfan con melenas midi y cortes long bob y encajan perfecto con peinados naturales. Además, es del grupo de los flequillos que puedes cambiar cuando quieras. Enmarcan muy bien el rostro y se ven preciosos en ondas ligeras o lisos, abiertos a cada lado o solo a un lado, acompañando un peinado recogido o una trenza.

6. Cerquillo a un lado

De forma similar al cerquillo anterior, es muy cómodo de llevar. Junto a un moño alto, será el peinado de novia ideal para un matrimonio en la playa. Se lleva especialmente bien con medias melenas lacias o de lado con melenas largas que caen en ondas sueltas sobre el hombro en una trenza. Funciona si se lleva con mucho volumen en un bob a la altura de los hombros. También resalta con melenas cortas y muy cortas.

Tan importante como definir tu vestido de novia, es elegir la forma en que llevarás tu cabello. Si el cerquillo ha sido parte de tu estilo, sácale el mejor provecho. Si no has tenido uno y estás pensando en tenerlo, elige una opción que como el bouquet de novia, sea acorde a tu personalidad, pero que puedas cambiar si te arrepientes. Que estas tendencias te inspiren a encontrar un look bridal con cerquillo, precioso e inolvidable.