Dos Fotógrafos
Dos Fotógrafos

Unas cejas bien puestas marcan la diferencia en tu maquillaje. Con ellas creas una expresión suave o fuerte y le das fuerza y contundencia a tu mirada. Así que además de ensayar una o dos veces tu peinado de novia, y de seleccionar con detalle tu vestido de novia, prepara tus cejas para que luzcan preciosas y enmarquen tu rostro de una forma perfecta. Como con los adornos para matrimonio, lo puedes hacer tú misma o con la ayuda de expertos. La clave está en conocer tu rostro, saber lo que más le conviene y no dejar este detalle para último momento.

1. Encuentra la forma perfecta

La clave para conseguir cejas perfectas es encontrar el punto donde tus cejas deben comenzar, arquearse y terminar. Al igual que con tu diseño de tarjetas de invitación, cuando estos puntos no están bien definidos, el diseño de tus cejas pierde balance y la simetría. Para encontrar el inicio de la ceja, toma un lápiz y ubícalo sobre la orilla de tu nariz de forma vertical, luego alinéalo con el centro del ojo para conseguir el arco y ponlo de la nariz a la orilla del ojo para encontrar el final de la ceja. Marca cada punto.

PassionLove Films
PassionLove Films

2. Elige un grosor para tus cejas

Que a alguien le vayan bien las cejas gruesas, no significa que sea igual para ti. Elige el grosor que mejor le quede a tu rostro. El grueso de tus cejas, como el modelo de tu anillo de compromiso, es una decisión personal. Ahora, ten en cuenta que si tus ojos son grandes, lo mejor es que optes por unas cejas gruesas para darle balance a tu rostro. Otra regla que puedes seguir, es igualar el grueso de tus cejas al de tu labio superior para darle simetría a tu apariencia.

3. Depila tus cejas

Luego de definir su forma y su grosor, toma un pequeño cepillo o una peinilla y péinalas en el sentido de crecimiento del vello. Con un lápiz de ojos señala la forma que deseas y depila solo los vellos que queden fuera de esta forma, halándolos en la dirección en que crece cada vello. Recuerda que puedes hacerlo con un depilador, cera o hilo. Aunque ambas cejas deben ser exactas, cuida que como con la simetría de tus arreglos florales para boda, la altura y la posición del arco sean las mismas. Evita depilarlas demasiado, cada vello toma de 6 a 8 semanas en crecer y algunos no lo logran.

PassionLove Films
PassionLove Films

4. Rellena tus cejas

Con un lápiz de color semejante al tono de tus cejas completa los espacios vacíos ellas, dibujando ligeras líneas como si fuesen vellos. El pelo de las cejas suele crecer de forma dispareja, así que es indispensable completar los espacios si quieres lograr unas cejas perfectas. Con el lápiz evita crear arcos donde no existen de forma natural y tampoco alargues tus cejas. Se notará que es un dibujo. Si quieres un look natural elige un lápiz dos tonos más claros que el tono actual del vello de tus cejas y si quieres un look fuerte, elige un tono dos veces más oscuro.

5. Cepíllalas y fíjalas

Con un cepillo pequeño peina tus cejas cuidadosamente sin retirar los trazos que has hecho para rellenarlas y aplícales gel para cejas. Esto será especialmente útil el día en que estrenas tu modelo de vestido de novia, pues ayudará a que cada vello se mantenga en su lugar todo el día y evita que se desordenen si hay viento o lluvia. Inicia poniendo algo de gel en la parte interior de la ceja y difumínala hacia el exterior. En cambio de gel para cejas, puedes usar la laca que lleves en tu peinado recogido o vaselina.

PassionLove Films
PassionLove Films

6. Microblading: una solución adicional

Con la ayuda de los especialistas en belleza puedes alterar sutilmente la forma, el volumen y el color de tus cejas, manteniendo un look completamente natural. El microblading consiste en dibujar, con pequeñas agujas, líneas pequeñas y similares a los vellos de las cejas, como si fuera un tatuaje, con la ventaja de que los resultados son semipermanentes y el dolor que se experimenta es bajo. Esto puede ayudarte a darle a tus cejas una forma más llamativa y a resolver alguna condición que te impida tener las cejas pobladas.

Lograr unas cejas perfectas requiere tiempo y autoconocimiento. Al igual que con la torta de matrimonio, tendrás que probar el estilo que encaje con tus facciones. Debes saber qué es lo que se ajusta a tu expresión facial y sacarle el máximo provecho el día de la entrega de tus argollas de matrimonio. Que estos consejos sean el apoyo que necesitas para conseguirlo.