La Vitrina Films
La Vitrina Films

Cajamarca es una de las principales ciudades del Perú y también lo fue durante el imperio incaico y la invasión española. Algo que se refleja no solo en la historia sino al dar unos pasos por sus principales calles y detenerse frente a sus majestuosos santuarios religiosos. No es casualidad que sean cada vez más las parejas enamoradas que busquen darse ese ‘sí, acepto’ en alguno de sus 5 principales templos, considerados joyas arquitectónicas. Desfilar con un vestido de novia blanco en la Catedral de Santa Catalina o en la Iglesia del enigmático Convento de la Recoleta, hoy por hoy, es el sueño de muchas parejas. No renuncien a ese sueño, como no lo harán con esas argollas para matrimonio ni esos magníficos arreglos de flores naturales como decoración. Descubran el por qué iniciar sus reservas desde ahora.

1. La iglesia San Francisco

El templo de San Francisco se encuentra en pleno centro de Cajamarca, para ser más exactos, del lado sur este de la Plaza de armas. No se trata de la catedral, sino de un caprichoso templo de tres naves. Aunque ha sido restaurado en diversas épocas, las primeras piedras que hoy en día sostienen su bases fueron colocadas a finales del siglo XV. Su hermoso altar de madera tallada bañado en bronce es sin muchas pretensiones uno de los altares más anhelados por los novios de todo el Perú. Ese lugar ideal que muchas parejas cajamarquinas esperan para casarse algún día. Donde tal vez, podrás hacer ese ingreso soñado con tu vestido de novia de encaje.

Liz Núñez
Liz Núñez

2. La iglesia de la Inmaculada Concepción

Más de una iglesia de Cajamarca depende de un convento o monasterio apostado adyacente a ella. Ese es el caso de la Inmaculada Concepción ubicado sobre la cuadra ocho de Guillermo Urrelo en pleno Centro Histórico. Un emblemático recinto de estilo barroco cuya fachada adornada por laboriosos frisos es sin duda, sobrecogedora. En su imponente simplicidad radica el atractivo de este templo en el que podrás ingresar con cualquier modelo de vestido de novia y sentirte como una princesa.

3. La iglesia del Convento de la Recoleta

Si están pensando tirar la casa por la ventana con una boda religiosa opulenta, dejar a todos sus invitados maravillados, no solo por los interiores de la iglesia elegida, sino por sus exteriores, sugerimos visitar La Recoleta. El patio de su convento revestido de piedra es acogedor, como su templo de una sola nave, que alberga tres imponentes altares interiores de estilo neo clásico construidos durante el siglo XVII. El mejor telón de fondo para darse el sí acepto, antes de pasar a la fiesta de su matrimonio en el campo.

4. La iglesia Belén

Si desean una boda íntima, en la que no se luzcan líneas de bancas vacías sino un templo completo y acogedor pero imponente les proponemos visitar el Conjunto Monumental de Belén. Que además de su iglesia de tres cuerpos de incomparable belleza posee un altar con hornacinas que datan de la época colonial. En su exterior destacan los arcos de piedra, bóvedas y frisos expuestos. Además de otros edificios convertidos hoy en día en museo. La iluminación es magnifica durante la tarde noche, ideal para una sesión post boda épica. Después podrán pasar a esa recepción de decoración vintage de boda sin demora.

5. La Catedral de Santa Catalina de Cajamarca

La Iglesia Matriz de Santa Catalina o Catedral de Cajamarca es uno de los templos barrocos más importantes de todo el país. No posee cúpulas ostentosas, pero su fachada de piedra volcánica meticulosamente tallada, sus hornacinas, columnas y cornisas, junto a sus campanarios de gran belleza fueron razones suficientes para que se le nominará como Patrimonio Cultural de la Nación desde 1972. Pero lo que más les llamará la atención es su altar en pan de oro, que salta a la vista al poner el primer pie sobre la iglesia. El sueño de toda pareja tradicional que sabe valorar el legado arquitectónico es casarse en este recinto, no hay duda.

Cajamarca alberga diversas iglesias de belleza imponente, pero no hay duda, éstas son las 5 más emblemáticas. Es por ello que las reservas se deben realizar con la debida anticipación, puesto que podrían no estar disponibles. Recuerden que después de separar fecha, deberán preocuparse por otros detalles como una decoración de iglesia para boda a la altura de sus expectativas, ni qué decir del magnífico bouquet de novia que llevarás en tus manos. En el terreno nupcial, todos los detalles, por más pequeños que estos sean, sí cuentan.