Como anfitriones del matrimonio lo ideal es garantizar el acceso y permanencia de sus invitados con discapacidad en condiciones de seguridad, dignidad y promoviendo su independencia y autonomía. Así que, en tanto definen su decoración para matrimonio, eligen el diseño de partes de invitación o precisan cómo será el corte de la torta de matrimonio, apliquen estos consejos para que todos sus seres queridos se sientan parte de la celebración. Aquí lo indispensable para un matrimonio inclusivo.

1. ¿Por dónde empezar?

Una discapacidad puede ser visible o no: puede ir desde una movilidad reducida y audición o visión limitadas, hasta el autismo, la epilepsia o la fibromialgia. Para evitar conjeturas, lo mejor es preguntar sobre las necesidades especiales cuando se conoce la condición y añadir a los partes de matrimonio elegantes una frase del tipo: “Nuestra boda es para que la disfrutemos todos. Déjanos saber si tienes alguna restricción en la dieta o si requieres de una adaptación especial”.

La Vid Films
La Vid Films

2. Comunicación: ¿pueden todos conocer la información de la boda?

Si hablamos de inclusión, hay que asegurar que el modelo de partes de matrimonio sea accesible y que las posibles actualizaciones de la boda, también. Háganlo con invitaciones físicas en braille o con podcasts o en audios. Procuren lo mismo con el misal, el programa del día de la boda o con las indicaciones para llegar a la iglesia. Si tienen invitados con audición limitada, contraten un intérprete de señas validado por organizaciones de personas sordas.

3. Sobre el lugar: ¿son accesibles la iglesia y el local?

La accesibilidad es a menudo la mayor barrera para la inclusión de personas con discapacidad. Verifiquen que el local cuenta con las siguientes condiciones:

  • Las personas con discapacidad puedan ingresar por el acceso principal. Si hay una rampa, debe tener un ancho mínimo de 90 cm y el suelo debe ser antideslizante.
  • Los pasillos, tanto en la iglesia como en el lugar de la recepción, deben estar libres de obstáculos y contar con la señalética visible para que los usuarios en sillas de ruedas circulen en medio de los adornos para matrimonio. Igualmente deben tener bloques con relieve táctil para las personas ciegas.
  • El sitio debe contar con baños familiares (unisex) para que las personas con discapacidad que tienen un asistente personal de distinto sexo, usen los servicios sanitarios. Asimismo, el baño debe contar con un círculo libre de obstáculos de 180º y una apertura exterior en caso de emergencia.

Making Focus
Making Focus

4. Transporte: ¿está adaptado a las necesidades especiales?

Verifiquen que sus familiares y amigos con movilidad reducida o los abuelos, cuenten con las condiciones para acceder al lugar. Lo idóneo es que el transporte cubra los trayectos de la casa a la iglesia, de la iglesia a la recepción y del local al hogar. Planifiquen estas rutas con anticipación de tal forma que sus seres queridos no deban esperar más de lo necesario. Al contratar el transporte, consulten que el servicio cumpla con las medidas de ergonomía y seguridad.

5. En la ceremonia y el banquete: en primera fila

Ubiquen a las personas con discapacidad lo más cerca posible al escenario para que sean vistos y puedan participar. En la cena, aseguren su accesibilidad a los alimentos y bebidas. Además, aseguren que puedan permanecer junto a sus cuidadores o facilitadores de su autonomía. Esto implica considerar una porción extra en la cena y en la torta de matrimonio de masa elástica. Durante la ceremonia y la recepción, organícense con sus damas de honor y padrinos para estar pendientes de las necesidades especiales de las personas, los cuidadores o los intérpretes.

Érase Una Vez
Érase Una Vez

6. En la hora de la diversión: ¡todos incluidos!

En la hora loca o en el photocall, incluyan a todas las personas. Procuren que la luz del lugar y la altura de los espacios, así lo permita. Hay condiciones que se agravan con el ruido o la aglomeración de personas, así que, si es el caso de alguno de los invitados, mantengan el sonido controlado y si es posible, planifiquen para lo más temprano posible, actividades como discursos, baile de novios y corte del modelo de torta de matrimonio. De esta forma, sus seres queridos tendrán la libertad de salir cuando lo requieran.

Existen detalles, sutiles pero cruciales, que hacen la diferencia en la vida de los invitados con discapacidad: desde la comunicación de los partes de matrimonio hasta quitar los obstáculos de la decoración de iglesia para boda. Si un enlace es para celebrar, es clave garantizar que todos los seres que amamos se sientan parte de ello. Porque con su matrimonio reconocerán y harán visibles a todos sus invitados ¡Felicidades!