​Katana Wedding
​Katana Wedding

Protocolo es una palabra que se oye bastante en el terreno nupcial y que asusta sobre todo a los novios. Se cree que si algo se escapa de sus manos podría tirarse abajo el día más importante de sus vidas. Incluida su maravillosa decoración de iglesia para boda y ese ingreso triunfal con tu vestido de novia. Pero tranquilos que no es así. Como en el teatro, durante una ceremonia religiosa, interpretada por los futuros esposos podrían surgir impases, que con el mismo talento de las artes escénicas, podrían sortearse sin que nadie lo note. La idea es que imaginen ello para perderle miedo. Pero atentos que eso no significa dejar todo en manos de la divina providencia como no harán con sus partes de matrimonio. Hay que aprenderse las secuencias e intervenciones para seguirlas, ideal al pie de la letra. Tomen nota de las 10 principales.  

1. La hora de llegada ideal: 30 minutos antes de la ceremonia

En un mundo ideal, todos absolutamente todos, llegarán 30 minutos antes y tomarán sus respectivas ubicaciones con orden y rapidez. Pero la realidad nos dicta la prevención. Eso significa convocar a sus invitados 30 minutos antes de la ceremonia. Señalarlo claramente en sus partes de matrimonio elegantes para que no haya lugar a dudas. No tienen que decir que lo están haciendo intencionalmente. Para un invitado, el evento comienza desde que pone el primer pie en el templo. Mientras saluda y se ubica. Desea hacerlo a tiempo y no entrar en correteos.

Making Focus
Making Focus

2. Ubicación de la familia directa y por qué

Podrían coordinar a tiempo con sus respectivas familias directas, padres y hermanos sus ubicaciones predestinadas. Las de la novia irán siempre del ala izquierda y las del novio del lado derecho. Teniendo cuidado de dejar espacios libres para los pajes. 

3. Dónde se ubica el resto de amigos y familiares

El grueso de invitados deberá ubicarse a partir de la tercera y cuarta fila. Por lo general las amistades saben que tienen que dejar aún más espacios libres para la familia de segundo grado, como tíos, primos, cuñados o sobrinos. Más aún, cuando se trata de familias numerosas. Es así, que aguardarán el ingreso del novio, mientras deleitan la vista con los magníficos arreglos florales para boda dispuestos para la ocasión. 

PassionLove Films
PassionLove Films

4. El ingreso del novio: ¿cuándo y por qué? 

El novio hace su ingreso 15 minutos antes de la hora pactada para el inicio de la ceremonia, cuando todos los invitados estén correctamente ubicados y en atención. Entrará acompañado por la madrina que comúnmente es su propia madre a menos que decida lo contrario. Ésta se ubicará del lado izquierdo del futuro esposo y lo dejará al pié del altar, siempre sobre el ala derecha. Se despide con un beso y ella toma su ubicación en primera fila. 

5. Los padres y padrinos: cuándo hacen su ingreso

Inmediatamente después del novio ingresa la madre de la novia acompañado por el padre del novio. Una vez a la altura de la primera fila ambos toman sus respectivas ubicaciones en las alas que corresponden. Del mismo modo, ingresan los padrinos, en caso de tenerlos. En ocasiones, son los propios padres, así no hay por qué complicarse con ello.

PassionLove Films
PassionLove Films

6. Damas de honor, best mens y pajes: el séquito de los novios

Los pajes, tienen que ubicarse en primera fila puesto que son pequeños y cumplen un papel importante portar sus argollas de matrimonio. Como por lo general se trata de uno o más niños, irán del lado que corresponda al vínculo familiar con los futuros esposos. Izquierdo para los de la novia y derecho los niños provenientes de la familia del novio. Damas y best men toman la segunda fila. 

7. El ingreso de la novia: triunfal si se hace esperar lo suficiente

En el pórtico de la iglesia, un minuto antes de iniciada la ceremonia al tanto que suena la marcha nupcial, o el tema elegido para la ocasión, aparece la novia acompañada por su padrino o padre. Éste se coloca del lado derecho de la novia. Aguardan durante un minuto o dos, la atención es solo para ellos. Luego ingresan a paso lento. Es uno de los instantes en el que todos centrarán su atención sobre ella y su glorioso vestido de novia con encaje, bouquet, maquillaje y peinado recogido. ¡Todo! así que prepárate. Una vez en el altar, su padre o padrino se despide de ella con un beso en la frente y la entrega, simbólicamente a su novio. Luego pasa a tomar su ubicación. La novia quedará siempre del lado izquierdo.

PassionLove Films
PassionLove Films

8. El ingreso del oficiante: todos se ponen de pie

Un minuto después, en lo que terminan de recibirse con un beso y ubicarse los novios aparece en escena el sacerdote. Es un instante en el que todos los asistentes deben ponerse nuevamente de pie. La ceremonia acaba de iniciarse oficialmente. 

9. Salida triunfal: ¡al fin marido y mujer!

La salida de los esposos es tan importante como su ingreso. Los invitados son los primeros en desalojar el templo. Durante esos instantes la pareja puede tomarse fotos en el altar. Pero ojo, no tomar más de cinco minutos en ello. Esta vez él va del lado derecho y ella del izquierdo. Así salen, a paso descansado a ritmo descansado. Se detienen en el dintel para recibir las vivas, pétalos, confeti o arroz.

Wenz Photography
Wenz Photography

10. Saludo protocolar a los recién casados

Pero cuidado en marcharse raudos luego de recibir la lluvia de arroz. Sobre todo si el brindis será en otra locación tienen que quedarse unos minutos mientras sus invitados hacen una fila para darles los primeros saludos como esposos.

Es posible que los novios tengan la libertad de saltarse alguno de estos pasos si así lo prefieren. Sobre todo cuando no se tienen pajes ni damas de honor o best men. Los previos a su ceremonia de decoración vintage de boda podrían fluir con mayor rapidez. No obstante, es una regla todo lo que acontezca en la misma secuencia desde el ingreso del novio hasta los saludos finales. Es común confiar el buen desarrollo a familiares directos o amistades que agilicen la ubicación de sus invitados, así que no tienen por qué alarmarse. Solo concentrarse en la confirmación de sus tarjetas de matrimonio que el tiempo apremia. De suceder algo, solo sonrían que podrían estar siendo fotografiados.