Perfect Day - Cieneguilla
Perfect Day - Cieneguilla

Si les ha tocado alguna vez protagonizar el papel de invitados a una boda, han de reconocer, que existen recuerdos bridal que por más hermosos, al no tener utilidad en su vida diaria, han sido desechados al poco tiempo. Tal vez a ello se deba el éxito que tienen los famosos souvenires comestibles entre los invitados desde que éstos hicieran su primera aparición. Tal es así, que hoy en día si hay algo que sobra en ese ámbito es la inspiración con importantes aportes de la repostería fina. Desde la chocolatería, las mermeladas o los saladitos crocantes, todos dispuestos en simpáticas cajitas inspiradas en sus tarjetas de matrimonio, en saquitos o en pequeños frascos de vidrio; son a todas luces, la mejor forma de invertir su dinero de cara a la satisfacción de sus queridos invitados. Los invitamos a relegar esa locación y arreglos florales para boda y hasta los vestidos de fiesta de sus damas de honor pues lo que les vamos a contar es clave.

1. Cupcakes: esponjosos y divertidos

Arrancamos nuestra lista inspiración con uno de los dulces preferidos por las novias, los famosos cupcakes. Pueden ser de diferentes sabores, siempre esponjosos y frescos con una decoración divertida. Una buena idea sería encomendar esa dulce tarea a la misma pastelería que se encargará de su torta de matrimonio en masa elástica.

Look!
Look!

2. Mermeladas un clásico de todos los tiempos

Le sigue en la lista de preferencias las mermeladas de frutas. Estas podrían ser preparadas en casa o encargadas a un proveedor. Las hay de frutos nativos como el aguaymanto, el saúco, el camu camu, el maracuyá o lúcuma o las tradicionales hechas de fresas. Recuerden que los frascos no tienen que ser muy grandes, eso sí herméticos.

3. Frutos secos ¡siempre bienvenidos!

Cuando se trata de recuerdos comestibles para bodas no hay que romperse la cabeza maquinando qué preparar o cuánto han de costar. Un claro ejemplo es el caso de los frutos secos, las almendras, pistachos, maní, pecanas, nueces, algunas semillas de girasol junto a las pasas o los higos colocados en un saquito simpático. Si lo suyo será un matrimonio en la playa esta podría ser una buena opción pues no perecen bajo el sol.

Ramé Recuerdos Personalizados
Ramé Recuerdos Personalizados

4. Galletas hechas en casa o no

Las galletas también pueden a llegar a ser un buen capricho para la satisfacción de los paladares de sus invitados. Las pueden encargar y personalizar con motivos bridal, pueden ser horneadas en casa o comprar una marca reconocida. Tal es el caso de las crocantes galletas munición que encajaría a la perfección en un enlace retro vintage.

5. Alfajores finos para un enlace elegante

Un recuerdo comestible para un enlace anunciado por unos partes de matrimonio elegantes tiene que ser mucho más elaborado. Los alfajorcitos, con su sabor delicado y crocante cumplen con todas las exigencias de esas bodas más exquisitas. ¿Que tal en forma de corazón?

6. Chocotejas: el sabor peruano

Si lo suyo será de media estación o invierno apuesten por un dulce de inspiración nacional, la chocoteja. Encaja perfecto con las bodas andinas o internacionales en donde la pareja busca subrayar la respostería nacional.

7. Chocolates y todo su maravilloso universo

El chocolate es uno de los insumos más valiosos cuando se trata de crear recuerdos comestibles para bodas. Y es que el terreno de la chocolatería no ha dicho su última palabra. Tenemos paletas, chocolates blancos, negros, con sabor a licor, en bombones, malvaviscos bañados, y mucho más. Perfecto para un matrimonio en el campo de media estación. 

Montedulce Perú
Montedulce Perú

8. Mentas y recuerdos retro para las bodas vintage

No se necesitan grandes reflexiones para llegar a una decisión si desean ganar tiempo y ser prácticos. Las mentitas, los famosos chin chin o Tic-tac suelen ser una buena alternativa de recuerdo comestible para un matrimonio y son propuestos por diversos proveedores. Eso sí, cuidando siempre su presentación y razón de ser con un etiquetado simpático o empaque en el que figure la fecha de su boda y sus nombres.

Sáquenle provecho a su presupuesto invirtiendo su dinero en recuerdos de matrimonio comestibles pues no tienen pierde. Por un lado, le darán a su enlace un encanto particular, pues aunque no lo crean, no son tan comunes como debieran. Ese casamiento de decoración vintage de boda no será uno más del año sino esa boda especial que dejará huella en sus paladares. Sus empaques originales además, permiten conjugar su línea gráfica bridal, dándole un sentido singular a esos partes de matrimonio y hasta a la decoración. Detalles que sin duda, suman.