Con tanta creatividad suelta en plaza en la repostería nupcial, elegir la torta de matrimonio y el cake topper perfecto resulta una tarea titánica para los novios. Quienes no solo se limitarán a buscar ese estilo que vaya con sus arreglos florales para boda. Ellos deberán preocuparse por la textura adecuada (que no se derrita en verano), sabor, color, y, además, darle su cuota personal al adorno que sitúen en la cumbre. Los cake toppers hoy en día comunican, al igual que la decoración para matrimonio, más que romanticismo y reflejan el espíritu de la pareja como nunca antes. Los invitamos a descubrirlo con sus propios ojos.

Muñequitos presentes en todos los estilos de boda

Sí, los célebres muñequitos de torta de antaño son el precedente de esa tendencia actual e incontrolable llamada cake toppers. No existen datos exactos de su primera aparición, pero lo cierto es que desde que lo hicieron han devenido en constante evolución para convertirse en la pieza clave las tortas de matrimonio elegantes como vintage, rústicas, industriales, clásicas o shabby chic

Cake topper: ¿sí o no?

Tal es la fama que han ganado los cake toppers a lo largo del tiempo que dejar la cima de su torta de matrimonio en masa elástica desierta dará la sensación de vacío. Y si no son fanáticos de las figurillas de una pareja como antiguamente, descuiden, que la pastelería fina se ha encargado de los novios exquisitos. Basta con darle un vistazo a los estilos y tendencias.

Vigentes para este año

Hay una corriente de parejas que se decantará toda la vida por los románticos muñequitos de torta o parejita de azúcar, y será así por mucho tiempo, para ellos estos cake toppers se reinventan. Ahora cobran vida a través de posturas lúdicas o cómicas. Pero otros elementos como las flores, letras, velas o cristales también están dispuestas a coronar las tortas de matrimonio 2019.

¿Comestibles o de utilería?

Los cake toppers de hoy pueden ser de cerámica, de masa de azúcar, mazapán, de cristal o de alguna fibra natural, flores hojas, papel, cartón o madera. Todo va a depender de qué uso le darán a ese preciado adorno de matrimonio pasada su boda. ¿Están tentando conservarlo “forever and for always”? Tal vez sea mejor que escojan un material que resista el paso del tiempo. Si prefieren guardar el recuerdo en la memoria, a través de las fotos, y quieren que estas piezas sean comestibles, adelante. Todo es posible.

Cake topper personalizados: tradición con una cuota de originalidad

Si son algo más exigentes pueden encargar su cake topper tradicionales “muñequitos de torta” a pedido y personalizados. Es una tendencia bastante solicitada en la que el artesano pastelero se encargará de hacer un “copy/paste” de sus fisonomías. En la medida de los posible y en situaciones simpáticas cargadas de amor. Que se robará más de una sonrisa o sorpresa a entre sus queridos invitados.

Los temáticos

Los cake toppers temáticos se caracterizan por estar cargados de originalidad. Pueden emular alguna actividad que compartan los novios o alguno de ellos. Sus hobbies, sus aficiones, su amor por las letras, el cine, el arte o la naturaleza por mencionar unos pocos. Si estaban pensando en un cake topper Grease o Avatar; ¡sí, es posible!

Letras como cake topper

El minimalismo propone las letras como cake topper. Blancas, en tonos pasteles o metalizados. Como el dorado o plata. Tal vez sus propias iniciales, un Sr y Sra. o algún mensaje en clave que solo ustedes entiendan.

Inspirados en la naturaleza

Las flores son las que encabezan este tipo de cake toppers. Por lo general adaptados a los matrimonios en el campo o frente al mar. También pueden inspirarse un poco más y reemplazar a la pareja de novios por una de pajaritos en su nido. ¿Por qué no?

Las parejas que tirarán la casa por la ventana con una torta de matrimonio civil y otra para el religioso tendrán la oportunidad de apostar por un cake topper singular para cada banquete. O quién sabe, uno solo para ambos eventos. Lo cierto es que opciones sobran. Ya que sus tarjetas de matrimonio están encauzadas y la cuenta regresvia comenzó, no dejen esta dulce elección para último minuto. Sobre todo, ahora que son unos novios expertos en cake toppers.