Jw Marriott Cusco

La huella que deje el menú de su gran día en los paladares de sus invitados solo dependerá de las decisiones que tomen hoy. Más allá de la presentación, que deberá ser impecable y acorde con el estilo de sus tarjetas de matrimonio. Cuestiones como el espacio, la hora, estación del año, los insumos, sabores, mezclas y acompañamientos influyen y deberán ser sabiamente elegidos si desean tener el banquete de bodas perfecto. Antes de continuar buscando flores para tu bouquet de novia y esa maravillosa decoración de iglesia para boda los invitamos a descubrir 8 aspectos claves a tener en cuenta.

1. Los gustos de sus invitados y sus restricciones

Imposible sortear un sondeo de opinión entre amigos y familiares sobre las posibles restricciones alimenticias de los mismos. ¿Por qué? Más allá del “grupete” de amigas light. Invertir el ahorro de sus vidas en un banquete con toda la parafernalia. Incluidos sus estilosos centros de mesa para boda para que el abuelo paterno o la madrina de bautizo del novio o sus propios padrinos o invitados del interior o extranjero no puedan disfrutarlo, sería una pena. Además de dejarlos como despistados. Hagan una lista de cuántos platillos serán aún más especiales: para diabéticos, celiacos, cero colesterol, especiales para alérgicos o vegetarianos. Que su proveedor de catering les arme algunas propuestas interesantes y queden como los mejores anfitriones.

Diego Igza

2. Insumos estacionales: frescos y abundantes

Elegir una carta a base de insumos de temporada les garantizará productos frescos y en abundancia. Además de salvar algunos ceros al presupuesto que podrán ser destinados a otras causas de la organización de su matrimonio en el campo.

3. De día o de noche: la hora es clave antes de elegir el menú

Almuerzo de matrimonio

En verano prefiere los platos fríos y no perecibles. Entradas y ensaladas frescas dejando las frituras de lado. Las sopas calientes van mejor en otoño o invierno. Se estila servir un plato de fondo contundente a base de carne, pescado o pavo. Luego se sirve postre y café.

Cena de matrimonio

Las cantidades son discretas y variadas en una cena de matrimonio, en comparación a las que se sirve a medio día. Por lo general el plato de fondo es laborioso pero menos contundente. También se sirve postre pero el café se reemplaza por un champagne o vouvray rosé, o cualquier otro vino espumante rosado y frío.

Migamah Fotografía

4. Atención a las cantidades: en la variedad está el gusto

Calidad no es sinónimo de cantidad. Si desean lucirse con la presentación de su banquete de bodas que éste sea variado en sabores. Que vaya de los más ligeros hasta los más elaborados. El control de las porciones es clave, de lo bueno, poco. Sus invitados deberán disfrutar una gran variedad de aromas y texturas sin sentirse empalagados y mucho menos indigestados.

5. Platos gourmet: sencillos pero de presentación impecable

La cocina peruana como la internacional tiene un sinfín de recetas exquisitas para deleitar a todo tipo de invitados y lucirse sin mucho esfuerzo, siempre que den con la acertada. Sin embargo, uno de los grandes secretos está en la presentación. Mantelería, menaje, cubiertos, servilletas, copas, vasos y hasta los adornos para matrimonios de su mesa habrán de ser elegidos con acierto. Un ají de gallina o tiradito a las cuatro cremas servido con decoro, “estilo gourmet” será una experiencia única en el paladar de sus comensales. Que no se les olvide.

Piero Orezzoli Catering

6. Combinación de sabores

Dejemos los condimentos fuertes y sabores originales (pulpos, ostras, cangrejos, picantes, colorantes, carnes crudas) para otro tipo de cenas especiales, pero no para su romántico enlace elegante o matrimonio en la playa. Ciertamente, en su banquete convergerá un grupo humano variado, que no necesariamente se deleitará con las exquisiteces de la gastronomía nacional o internacional, a menos que su paladar tenga un acercamiento previo.

7. La recomendación del proveedor de catering

Hasta este punto ya se encuentran listos para su cita con su proveedor de catering. Recuerden que ellos son los profesionales, pero ustedes son el cliente final y todos estos temas deberán ser discutidos sin reservas antes de contratar sus servicios. Solo así se garantizarán un almuerzo o cena de matrimonio inolvidable.

8. Las bebidas de un matrimonio

De nada habrá servido tener una cuidadosa elección de menú y las bebidas espirituosas que lo acompañan no están a la altura. Tanto en calidad como maridaje. Déjense aconsejar por un somelier en cuanto hayan definido su carta.

Dos Fotógrafos

Un banquete de bodas será exitoso si logra conquistar la vista y los paladares de sus invitados. Como ya lo han hecho con su diseño de partes de invitación y lo harán con esa torta de matrimonio personalizada. Elegido el proveedor de catering soliciten una degustación para no correr riegos y soliciten los ajustes pertinentes de ser el caso. Bon apetit!