Making Focus
Making Focus

Llevar los dientes blancos es una verdadera necesidad el día de la boda. El color del vestido de novia lo exige y las fotos, también. Aunque los ojos demuestren la alegría por las argollas de matrimonio, lo que será definitivo es la sonrisa. A la par de tu elección del bouquet de novia, prepárate con antelación, para llegar al tono correcto. Desde tratamientos profesionales de blanqueamiento dental hasta trucos caseros que puedes hacer tú misma, no hay excusa para lucir una sonrisa espectacular. ¿Estás lista? Aquí vamos.

1. Mantén una perfecta higiene dental

Además de verte linda con tu modelo de vestido de novia, una sonrisa brillante y saludable, te dará una cuota extra de seguridad en ti misma. Antes de probar técnicas específicas de blanqueamiento, debes asegurarte de que cuentas con lo básico: una crema dental adecuada, un buen cepillo dental y el hábito de lavarte los dientes al menos 2 veces al día por dos minutos en la forma correcta. Elige una crema dental que sea blanqueadora, el mercado ofrece buenas opciones. Incluye en tu rutina, sin falta, el hilo dental y un enjuague bucal. No olvides preguntar a tu dentista por opciones adicionales de limpieza.

Dos Fotógrafos
Dos Fotógrafos

2. Acude a un profesional

Saca con tiempo, una cita con tu dentista si el cambio que necesitas para lucir con tu peinado recogido es notable. Tu odontólogo puede ayudarte a encontrar el blanqueamiento o el procedimiento adecuado para mejorar tu sonrisa. Los tonos de los dientes no son iguales y no tienen por qué serlo. Así que si tienes un tono particularmente oscuro, debes buscar el tratamiento que realmente te convenga. Estas son algunas de las opciones que un profesional puede ofrecerte para que tus dientes combinen con el color de tu vestido de novia sencillo:

  • Blanqueamiento en el consultorio: el dentista aplica un gel protector de los dientes y las encías seguido de un agente blanqueador. Dependiendo del tono al que quieras llegar, esto te puede tomar entre 4 y 6 visitas al consultorio, cada 15 días. También puede aplicarte luz led o láser diente por diente, lo cual puede tomarte entre 45 minutos y una hora.
  • Blanqueamientos recetados para hacer en casa: el odontólogo te entregará los elementos que necesitas para blanquear tus dientes en casa. Suele hacerse con peróxido de hidrógeno. Sin embargo, puede haber efectos secundarios, como una mayor sensibilidad o irritación de las encías por lo que contar con la guía del profesional es fundamental.
  • Las carillas de porcelana o los adhesivos dentales son otra opción que querrás explorar y muy popular por estos días. Tienen la ventaja de que no modificas tus dientes naturales y el efecto es inmediato. Solo cuida de que no sean demasiado blancas porque en cualquier caso la belleza de la sonrisa incluye que se vea natural.

Making Focus
Making Focus

3. Tratamientos naturales y caseros

Hay ciertas cosas sencillas que puedes hacer en casa para tener dientes más blancos y perfectos para las fotos que tendrás con tus adornos para matrimonio:

  • Fresas: el ácido málico de las fresas es un emulsionante natural que ayuda a eliminar las manchas superficiales de los dientes. Hazte una crema blanqueadora con 2 fresas trituradas y media cucharadita de bicarbonato de sodio. Limpia tus dientes con esta pasta 2 o 3 veces por semana y combínala con una crema dental con fluoruro para contrarrestar su ácido cítrico pues puede debilitar tus dientes.
  • Bicarbonato de sodio: también puedes hacer una pasta blanqueadora mezclando agua y bicarbonato de sodio, tan simple como suena. Solo debes frotarla suavemente sobre tus dientes, luego de cada cepillado.
  • Chicle sin azúcar: masticar un chicle sin azúcar por 20 minutos al día, luego de cada comida, aumenta la producción de saliva, neutraliza los ácidos producidos por las bacterias y fortalece el esmalte dental, así que no sobra que lo sumes a tu rutina.

Micho & Fiore
Micho & Fiore

4. Aleja de ti lo que mancha tus dientes

Al menos, durante los meses previos a llevar tu vestido de novia con encaje, mantén lejos de ti las bebidas que pueden manchar tus dientes. De nada servirá que apliques todas estas técnicas, si continúas bebiendo café, té negro o vino rojo. Ahora, si no puedes vivir sin un café, lo cual es totalmente comprensible, trata de beberlo con una cañita para no tocar los dientes. Por demás está decir que la nicotina es un enemigo de la blancura de tus dientes, así que, por tu salud y tu belleza, corta ese hábito en cuanto puedas.

Está demostrado que con los cuidados necesarios y sin excesos, el blanqueamiento dental es seguro y efectivo. Junto con las pruebas de maquillaje y peinado de novia haz que cada día cuente en el propósito de tener los dientes perfectos. Y aunque lo importante es lo que el anillo de compromiso y esta boda significan para ti y tu pareja, lucir bien y demostrar tu felicidad con una sonrisa resplandeciente, es indispensable.