ZOOMX Bodas
ZOOMX Bodas

Con la llegada de la estación más calurosa del año los ánimos se agitan y muchas parejas pronostican darse el ‘sí, acepto’ al aire libre. Sea frente al mar o en medio de un matrimonio en el campo, en un gran jardín de un club o a las afueras de la ciudad, el manto solar invita a despojarse de los colores pesados y apostar por frescura. No sorprende, por tanto, ver como cambian radicalmente los tonos de las decoraciones para matrimonio en periodo estival. Desde el blanco pasando por las tonalidades arena y naturales hasta los pasteles, descubran ahora mismo cuáles son esos colores perfectos para un enlace veraniego. Los querrás hasta en tu bouquet de novia.

Un solo color, diferentes tonalidades

PassionLove Films
PassionLove Films

Durante el verano dejen de preocuparse por los ensambles complicados, pues la estación invita a la libertad y el desenfado. Eso significa que los rojos, violetas y burdeos no son los invitados preferidos. Tampoco las tonalidades plata o doradas. La idea es recurrir a un solo color acompañado por sus diferentes tonalidades, siempre que sean suaves, como el canto de los pájaros.

Azules y naturales: los colores de los matrimonios playeros

Frank Rivas
Frank Rivas

Si tendrán un matrimonio en la playa es inevitable no apostar por los colores azul cielo o turquesa. Estos se pueden conjugar con tonalidades crudas o beige. La idea es que a un simple vistazo, la decoración en telas para matrimonio resulte ligera como la brisa del mar. Esto aplica también en su mantelería y arreglos florales para boda, a tenerlo presente.

Cálidos e inspirados en la naturaleza: los colores de los matrimonios bucólicos

Speakers Films
Speakers Films

Un matrimonio campestre tal vez tiene más libertad para el uso de colores. Pero ojo, no será variopinto ni multicolor como una boda primaveral, jamás. Por el contrario, la idea es fusionar las tonalidades verdes, follaje, diversas gamas de beige o crema. El color tiene que ser proporcionado por un elemento natural y no por listones ni manteles ni menaje colorido. Los tonos pasteles en rosa o celeste bebé son un acierto, como las del que será tu ramo de flores naturales

Los tonos pasteles y los enlaces retro vintage

PassionLove Films
PassionLove Films

Si sus esfuerzos están destinados a un enlace de decoración vintage de boda al aire libre tienen que remitirse a las tonalidades retro. El verde esmeralda, el gris, amarillo mostaza, algo de rosa, ¿por qué no? La idea es dar la sensación de amplitud, aún cuando su decorado involucre adornos para matrimonio hechos de objetos antiguos y pesados.

Crudos y beige para los matrimonios rústicos o hipster

Cristian Salas
Cristian Salas

Si hay una constante en cuanto a estilos de bodas al aire libre son la preferencia por los estilos rústicos y hipster. Esto porque no se tiene que recurrir a caprichosos colores u objetos para conseguir darle ese respiro desenfadado. Los colores beige y crudos son los preferidos por excelencia. Incluso apartarse de una mantelería y preferir los caminos de mesas con flores silvestres y frutas. Lo importante es apostar por tonos naturales, como los colores de las frutas, tal vez algo de melón para darle una pincelada más romántica.

Blanco: el color de los matrimonios románticos y clásicos

Dejamos uno de los colores más luminosos para las bodas shabby chic, las románticas y las más elegantes, el blanco. No existe un decorado más pulido y prístino que aquel que base su decoración en él. Telares, lazos, ramos de flores, velas, quien sabe algo de color, verde follaje, no necesitan nada más.

Los colores perfectos para un enlace de verano invitan al desenfado, apuestan por la libertad. Incluso cuando se trate de una decoración de iglesia para boda, bastará algunos toques de blanco para transformarla en un bello escenario. Si se dan cuenta, no necesitan cambios radicales sino apostar por ese menos es más, hasta para su torta de matrimonio.