La ceremonia de la plantación es el acto de mayor carga simbólica que se puede incorporar a una boda. Aquellas parejas románticas que desean tomar cierta distancia del clásico protocolo podrían apostar a por ella tanto si se casan en ciudad como en un matrimonio en el campo, pues su representación es sencilla. Solo basta con que estén abiertos a incluir un ritual emotivo a su gran día. Les proponemos tomar una breve distancia del vestido de novia como de sus argollas de matrimonio para entregarse de lleno a descubrir uno de los actos más significativos en las bodas contemporáneas.  

Ceremonia de la plantación para su matrimonio ¿Por qué no?

En tiempos en los que al fin se reflexiona sobre el cuidado del planeta, la ceremonia de la plantación se torna en un ritual muy contemporáneo, como la propia decoración vintage de boda. El acto es sencillo y consiste en que los futuros esposos siembren un árbol teniendo a sus invitados como testigos. Esta acción tiene una carga emotiva y simbólica única para los novios como los asistentes, pues representa la semilla de su amor, que crecerá fuerte y a lo largo del tiempo. Al que tendrán que dedicarle atención y cuidados para que florezca y se mantenga fuerte a pesar de las tempestades.

¿Qué necesitan?: los elementos de toda ceremonia de la plantación

Preparen con tiempo sus elementos, además de sus textos y oficiante ya que no se necesita nada más para hacer realidad el rito de la plantación. Si lo de ustedes será un matrimonio en la playa simbólico entonces el texto a leer podría ser más extenso. Por el contrario, si lo celebrarán inmediatamente después de su boda civil o religiosa, deberá ser más breve para no agotar a sus invitados. Necesitarán un almácigo del árbol de su preferencia si desean que sobreviva. Si se casarán en una locación privada deberán proveerse de un macetero grande donde plantar su pequeño arbolito. Si se trata de su casa directamente sobre la tierra. 

¿Cómo es el guión de la ceremonia de la plantación?

Deberán dejar en manos de un tercero, oficiante profesional o persona de su elección la conducción su ceremonia de la plantación, como harán con la decoración de local para matrimonio y otras tareas. Si se trata del primero, ciertamente conocerá el teje y maneje de éste acto muy de moda. Si lo pondrán en manos de un amigo íntimo o familiar con cualidades para el oficio, será mejor preparar un guión que rija todo su ritual. Esa hoja de ruta deberá comenzar por una presentación del acto que se llevará a cabo y el simbolismo que tiene. Después se podría dar lectura a textos propios de la pareja, a modo intenciones de votos o deseos. Más adelante, la persona que oficie retoma la palabra, con una breve reflexión sobre el amor y compromiso de los esposos. Luego los novios llevan a cabo la siembra y se cierra con un beso y aplausos. 

Wink Photography

¿Qué tipo de árbol elegir?

Antes de decidir la variedad del árbol que elegirán para plantar deberán investigar un poco. Si bien es cierto existe un universo para escoger, lo mejor es apostar por aquel que se adapte mejor al clima y humedad en el que ha de ser plantado. Los frutales suelen ser los más elegidos por las parejas, siempre pensando en el simbolismo de los frutos y la familia. También están aquellas que prefieren los arbustos fáciles de trasplantar o conservar en un gran macetero móvil. No obstante, la madre naturaleza les ofrece la oportunidad de elegir árboles nativos o que forman parte de la cultura peruana, que es de los más buscados por los novios conformadas por un extranjero. Entre ellos el boliche (Schinus Molle), el sauco (Sambucus nigra) , el molle costeño (Sapindus saponaria), la acacia (Leucaena leucocephala) o el huarango (Prosopis pallida).  

Que el ritual no estropee su look: cuidados básicos

Recuerden que han de poner las manos sobre la tierra durante la ceremonia por lo que hay que prepararse para que ni por casualidad manche tu hermoso vestido de novia con encaje. Tampoco el prolijo traje de tu amado. Lo ideal sería dejar todo preparado previamente, la tierra removida con el forado si será directamente en un jardín como en la maceta. Guantes tipo quirúrgico si desean cuidar su manicure y claro, una pala pequeña y una regadera

Migamah Fotografía

Además de la decoración para matrimonio y esos maravillosos arreglos florales para boda para el altar, si existe un momento al que se le debe colocar todo el ímpetu es justamente a sus rituales. Más aún si se tratará de una ceremonia de la plantación, que aunque con pocos elementos, tiene una carga simbólica importante. De este modo, además de abrigar un hermoso recuerdo, llevarán un poderoso mensaje de amor hacia sus queridos invitados. Por tanto, si se deciden a por ella a ponerse a la tarea cuanto antes.