Making Focus
Making Focus

Cuando una pareja decide casarse en esa época del año en la que las temperaturas son más bajas sabemos que se tratará de una recepción sin igual. Se ha de vislumbrar en sus partes de matrimonio, que seguro serán un poco más sofisticados que el de los desenfadados matrimonios en la playa. Hasta los vestidos de novia son más audaces. Esa exuberancia se ha de reflejar por supuesto en su carta. El menú de este tipo de bodas por lo general se luce con sus exquisitos y elaborados sabores. Distintos tipos de carnes, finos aderezos y guarniciones están permitidas para el deleite de sus comensales. Si desean saber más, tomen nota.

1. Un matrimonio de invierno y su carta

Las bodas de invierno se caracterizan por ser en interiores, aunque no es obligatorio. Podría darse el caso de ser llevarse a cabo en un espacio abierto frente a una piscina o lago, con bellos jardines, y eso sí, con una buena iluminación, decoración en telas para matrimonio y puntos de calefacción. El menú elegido para este tipo de eventos, por lo tanto, deberá acondicionarse al momento y entorno. Las cartas ricas en proteínas y carbohidratos suelen brillar en las delicias de sus platos.

Luisa Ggamar Cathering
Luisa Ggamar Cathering

2. Peculiaridades de una carta de invierno

Los asados, carnes ahumadas, a la parrilla, cordero, alpaca, lechón, o incluso mariscos suelen ser los insumos en las cartas de invierno, sobre todo para sus platos de fondo. Quedan descartadas las legumbres frescas y se reemplazan por las guarniciones. Puré de papa, manzana, camote, quinua siempre con finas hierbas. De llevar vegetales estos irán cocidos y con alguna salsa con finas especies, hasta un poco picantes.

3. Los aperitivos de un matrimonio en invierno

Brochetas de pollo o mariscos, anticuchos, cuy, sushis crocantes, trocitos de cerdo, pavita arrebozada, canelones de quinua rellenos de queso son algunos de los aperitivos calientes idóneos. La idea es abrir preparar el paladar de sus comensales con entradas calientes y ricas en especies. Los condimentos que no son admitidos en los matrimonios de campo primaverales son bienvenidos en este tipo de preámbulos fríos.

Centro Naval del Perú
Centro Naval del Perú

4. Adiós ensaladas, bienvenidos los piqueos calientes

Las entradas suelen ser ligeras, pero calientes. Las cremas de espárragos, tomates, cebollas, alcachofas, champiñones o calabaza con queso crema. Todas ellas acompañadas por tostones de pan crocante al ajo son las entradas nada despreciables para una carta nupcial de invierno. Aromas y perfumes más intensos deben ser una de sus particularidades y te percatarás de ello al elegir los arreglos florales para boda de esta estación del año.

5. Los platos de fondo perfectos para una boda invernal

Los arroces con mariscos negros o rojos, los langostinos saltados y guarniciones calientes. Un paiche, salmón, mero o corvina a la plancha en salsa de espinaca con ajonjolí, queso risotto o simplemente tamarindo y legumbres ahumadas. Los ravioles de cuy y albaca con croquetas de quinua o kiwicha. Lomito al jugo, churrasco a la plancha, arroz con pato tierno con especies del norte o un asado en finas hierbas con papas doradas al curry. Su carta de invierno debe ser contundente y variada. Sus centros de mesa para boda deberán ir en consonancia a la diversidad de sabores a degustar.

Centro Naval del Perú
Centro Naval del Perú

6. El chocolate como aliado de sus postres

Para complementar una deliciosa carta de invierno recuerden apostar por los postres calientes, en el que el chocolate sea el protagonista y por qué no, un bombón de helado para darle equilibrio. Son bienvenidas las cremas de frutas nativas, acompañadas por crocantes de quinua, maíz o arroz endulzado con algarrobina o miel de abejas. No pueden faltar los frutos secos, las castañas, almendras, nueces, higos, semillas de café tostado, las milhojas, los suspiros a la limeña o las humitas dulces con chispas de cacao.

7. Estación de café o bebidas calientes si es al aire libre

Son bienvenidas las estaciones de café o bebidas calientes cuando se trata de matrimonios al aire libre. Dentro de ése contexto, una parada para probar los granos cafeteros de la Amazonia peruana es una tentadora provocación que sorprenderá a sus invitados después del postre.

Adonai Eventos
Adonai Eventos

8. Las bebidas espirituosas de su menú de invierno

La buena selección de vinos será clave para lucir su carta. Lo ideal sería dejarlo en manos de un sommelier. Por otro lado, si desean una barra libre, esta podrá lucirse con cócteles y tragos con alcohol por encima de las estaciones de cerveza. Whiskys, vodka, pisco, ron, cachaza junto a los diversos macerados frutados.

Si están pensando incluir platillos fusión entre la cocina nacional e internacional como menú para su boda de invierno no olviden solicitar una degustación previa. Cuando se trata de exquisiteces únicas, no es bueno arriesgar a ojos cerrados. Tal como lo harás con la prueba de tu peinado de novia y hasta con esa deliciosa torta de matrimonio en masa elástica.