Dos Fotógrafos
Dos Fotógrafos

En los años noventa Gran Bretaña inició la tradición de celebrar el día del beso. ¿Por qué? Para que no olvidemos que los besos, más allá de ser una formalidad o el preludio para otras actividades, son una experiencia agradable en sí misma, placentera, íntima y saludable. Este día, que se celebra desde inicios de siglo cada 13 de abril en gran parte del mundo hispano parlante, es la excusa perfecta para sacar a colación el protagonismo de los besos en la boda.

Todos sabemos que la decoración para matrimonio y el soñado vestido de novia son muy importantes, y ni hablar de las argollas de matrimonio, pero ¿acaso no es el “puede besar a la novia” el momento cumbre de la boda y el inicio de una vida en conjunto, plena de amor y bendiciones? Para que les sobren motivos, y nunca les falten ganas, aquí cinco buenas razones para uno, o varios besos.

1. Porque tienen significado e historia

Se cree que los besos tienen su origen en la prehistoria, en la costumbre que tenían los esquimales de frotar sus narices. Sin embargo, en la antigüedad, fueron los romanos quienes los popularizaron por Europa y en el norte de África. Por cientos de años, las personas de igual rango, se besaron en los labios para saludarse. Luego, entre más lejano el rango, más lejos de la boca se daba el beso: en la mejilla, en la mano, en la rodilla, en el pie, en la frente o en el suelo. Con el tiempo, los besos fueron reemplazados por reverencias y quedaron reservados solo para las relaciones más íntimas y personales.

PassionLove Films
PassionLove Films

2. Porque comunican mensajes

Con los besos se transmiten mensajes. Con un beso se expresan si se aman o se extrañan. Y así como un beso podría expresar desidia o aburrimiento, puede mostrar ternura, pasión o entusiasmo. Tómense el tiempo para expresar y sentir el mensaje que se transmiten mutuamente. ¿Se imaginan un beso, en su enlace de decoración vintage de boda, tan propio y tan de ustedes como para hacerles escapar de todo? Al estar presentes y experimentar todas las sensaciones, crean una conexión e intimidad muy especial y aumentan sus probabilidades de tener una relación más larga y satisfactoria.

3. Porque son placenteros y relajantes

Un beso incrementa los niveles de oxitocina, serotonina y dopamina en su cuerpo. La serotonina, conocida como la hormona del amor o del abrazo, crea intimidad, confianza y construye relaciones saludables. La serotonina y la dopamina, aumentan la sensación de calma, satisfacción y unión entre las personas. Estos efectos reducen el cortisol, hormona relacionada con el estrés. Cualquier tipo de beso aumenta la felicidad, así aprovechen cada instante de la boda para hacerlo: desde la ceremonia hasta la partición de su modelo de torta de matrimonio y el baile en medio de su decoración en telas para matrimonio.

Filmico Photo & Video
Filmico Photo & Video

4. Porque son saludables

Besarse hace que se enfermen menos, porque con un beso hay una exposición a los gérmenes de la saliva, y aunque el 95% de las bacterias son inofensivas, se fortalece el sistema inmunológico. Además, ¡un beso sirve para adelgazar! Con un beso tan apasionado como el de un matrimonio en la playa, se pueden quemar entre 2 y 26 calorías por minuto: se activan 30 músculos faciales, y las pulsaciones pueden subir, hasta llegar a 125 por minuto. ¿Podrían pedirle más beneficios a una acción tan placentera?

5. Porque les recuerda que hicieron la elección correcta

Su cuerpo, y los besos, les han guiado hasta la persona correcta a la que entregar el precioso anillo de compromiso de oro. Las investigaciones científicas han mostrado que los besos son una herramienta para evaluar y elegir una pareja. Sin saberlo, cuando besamos y olemos a alguien, valoramos quién es la persona, qué desea y qué nos puede aportar, a nivel biológico y evolutivo. Es decir, con el olor y los besos, los humanos determinamos inconscientemente si una persona es adecuada o no para extender la especie. Entonces, bésense y piensen: ¡Qué buena elección he hecho!

Littman Tolenttino
Littman Tolenttino

Datos curiosos para pensar en los besos

  • La primera vez que un beso apareció en el cine fue en el año 1896, con la película “El beso” y causó un gran escándalo en la sociedad de la época, hasta el punto de que la prensa pensaba que era “molesto” ver un beso del tamaño de una pantalla. ¿Ahora, si los besos causan tanto interés, por qué no hacer que el de su boda deslumbre a todos los invitados?
  • En cada país las normas para besar son diferentes: mientras en Italia y Grecia es común que los amigos se besen en los labios cuando se saludan, en Vietnam, China y Japón no está bien visto que los esposos se besen en público. ¿Así las cosas, y si de besos se trata, en qué país preferirían vivir?
  • ¿Cuánto duran sus besos? El Guiness Record registró el beso más largo de la historia, realizado por una pareja de Tailandia, que entre el día 12 y el 14 de febrero de 2013 se dio un beso por ¡58 horas, 35 minutos y 58 segundos! ¿Se animan a algo semejante?

La Vitrina Films
La Vitrina Films

Los besos al igual que un anillo de compromiso, establecen vínculos inquebrantables con nuestra pareja. Más allá de lo beneficios personales que reportan, que son muchos, son puentes que les acercan y vinculan. Son también una preciosa manera de rememorar el sentido del matrimonio en el campo, en la ciudad o en la playa. Que estas razones les motiven a celebrar hoy, y por la eternidad, la trascendencia de cada beso.