Speakers Films
Speakers Films

Conocer a los padres tanto del novio como de la novia se convierte en un momento de sentimientos encontrados: una mezcla de emoción y temor, en búsqueda de lograr que surja empatía entre los involucrados. Seguramente tuviste la misma sensación durante la presentación de los consuegros, en donde ellos se conocieron y se organizaron para que ambas madres ejerzan algunas funciones solicitadas por ustedes. Pero, ¿qué pasa cuando las mamás toman decisiones sin consultarles o desaprueban todo lo que no les gusta? Se muestran en desacuerdo con el largo del vestido de novia que escogiste, hablan con el chef pastelero para que varíe el color de los adornos de la torta de matrimonio o se comprometen a conseguir las flores que tanto les gustaron para los centros de mesa para boda, y al final todo queda en nada. Para que todo vaya viento en popa encontrarán a continuación 12 situaciones en que las madres, tanto del novio como de la novia, deberían evitar.

1. Elegir el padrino o la madrina

La elección de los padrinos dependerá exclusivamente de ustedes y no es aconsejable permitir que nadie se los imponga. Tanto si la madre del novio o la novia espera que la madrina sea una tía cercana o ella misma, o que el padrino sea el jefe de su hijo/a u otro pariente, pero no es lo que ustedes quieren, conversen educadamente con ellas y explíquenles que ya tienen decidido este aspecto.

2. Escoger el estilo del matrimonio

Este punto también es exclusivo de los novios, porque a través de los detalles que seleccionen mostrarán a sus invitados parte de su personalidad y estilo. Solo tú sabes bien si te sentirás cómoda luciendo un vestido de novia sencillo con un cinturón andino en su matrimonio en el campo. O si prefieren las rosas blancas para los arreglos florales para boda que darán el toque elegante en su recepción de matrimonio. Eso no quiere decir de ninguna manera que no puedan solicitar los consejos tanto de tu mamá como la de tu novio en los detalles que consideren conveniente.

Micho & Fiore

3. Juzgar las decisiones

Esta es una de las principales cosas que no deberían las madres de los futuros esposos, porque solo traerá conflictos y causará estrés y resentimientos innecesarios. Y de lo que se trata es que los consejos solicitados aporten mejoras en la organización y que todos muestren su mejor ánimo antes, durante y después de la boda.

4. Comprometerse y no cumplir

Tal vez tu suegra o tu mamá se sienta muy emocionada y acepte todo lo que ella cree que puede hacer, o se ofrezca a regalarles los adornos de matrimonio de los cuales se enamoraron cuando buscaban presupuestos para la decoración en telas para matrimonio, pero lamentablemente llegado el momento las cosas no siempre salen como se esperaban. Es importante que como pareja conozcan sus avances y las apoyen en los aspectos que más les cuesta. Siempre es bueno tener un plan “b” en cualquier situación.

5. Imponer su lista de invitados

La cantidad de invitados a los que les envíen las tarjetas de matrimonio elegante dependerá del presupuesto con el que cuenten (para que cada invitado sea bien atendido y no falte nada), de la cantidad de mesas, el espacio en el que llevarán a cabo la recepción y de la afinidad que tengan con ellos. La decisión de invitar a uno y otros es exclusivo de la pareja, de acuerdo a las prioridades que crean convenientes.

Migamah Fotografía
Migamah Fotografía

6. Hablar sobre los detalles de la boda

Contar a todo el que quiera escuchar sobre la decoración para matrimonio o sobre el buffet de la recepción, solo hará que lo preparado deje de ser sorpresa para los invitados y causará malestar entre ustedes. Hay que recordar que lo bueno siempre se hace esperar y que la discreción es una gran virtud.

7. Vestirse de blanco

Se debe tener presente que el blanco o una gama de color similar de ropa es exclusiva para la novia. Las mamás cuentan con otras variedades de colores y diseños, que sin duda resaltarán su elegancia el día de la boda. Podrá combinarlo con otros tonos para romper la uniformidad del blanco.

8. Llevar el outfit de las damas de honor

Es recomendable que converses tanto con tu suegra o tu madre para avisarles sobre el color y el diseño de los vestidos de las damas de honor, para que no luzcan algo parecido. También sería bueno que entre ellas conversen sobre el color de ropa que llevarán para que ambas se sientan cómodas.

Max Souffriau
Max Souffriau

9. Modificar algún detalle

Ni tu madre ni tu suegra deberían cambiar lo que ustedes dos seleccionaron con anticipación, ni mucho menos desautorizarlos en lo relacionado a su boda. Es necesario tener presente que ese día es de ustedes y solo los dos son responsables de que todo quede como lo soñaron.

10. Pelearse con su ex esposo en la boda

No siempre las relaciones terminan en buenos términos, por eso se hace necesario que hablen con ellos para que sepan que la presencia de ambos es importante y una discusión solo alteraría el ambiente de amor que quieren para su gran día.

11. Organizar una despedida sin tomar en cuenta a la novia

Hay algunas suegras o madres modernas que preparan la despedida de soltera o la despedida de los novios sin informarse sobre las preferencias de la prometida o las de su hijo; tomando solo en cuenta sus propios gustos y lo que ella considera que sería correcto. Para una despedida para la novia o para ambos debe haber una comunicación fluida y se debe contar con información de buenas fuentes.

ZOOMX Bodas
ZOOMX Bodas

Sabemos que no siempre ocurren este tipo de situaciones, sin embargo, siempre viene bien conocerlas. Ahora podrán continuar con otras tareas y si es la de definir la lista de invitados no se preocupen sobre el número que seleccionaron para enviarles las tarjetas de matrimonio. Vayan tranquilos a un centro de spa para regalarse una hora de relajación y desconexión, o tú para ir viendo los catálogos para tu peinado de novia 2018.