Making Focus

Cualquiera pensaría que, con tantas exquisiteces salidas de la gastronomía peruana, los platos regionales, los criollos, las fusiones novo andinas, la cocina gourmet o las veintenas delicias marinas, la elección del menú bridal resultaría fácil. Tanto como el vestido de novia soñado, las argollas de matrimonio perfectas o hasta el vestido de fiesta indicado para esa boda, son resultados de un análisis previo. Durante esa etapa, del antes, los novios, además de desear sorprender a sus invitados, deberán hacerse 5 preguntas clave que los llevará a ese banquete nupcial perfecto. Ese que dejará a sus invitados, literalmente, chupándose los dedos. Hoy les contamos cuáles son.

1. ¿Cuál es su presupuesto?: el dinero manda

Antes de fantasear con ideas ostentosas es mejor aterrizar su presupuesto. Definir cuánto dinero destinarán para ese cometido, su menú de matrimonio les permitirá ir a paso firme en la búsqueda de proveedores de catering. Cero divagaciones y sin dejarse tentar por sabores o ideas que de pronto no encajan con los números de su bolsillo o ni siquiera son realmente necesarios. No olviden que cuando se habla de un banquete nupcial, incluso si es un matrimonio en la playa deberá incluir además de los platillos, entradas, plato fuerte y postre, las bebidas espirituosas o no, que lo acompañen.

Migamah Fotografía

2. ¿Qué estilo tendrá su matrimonio?

Definir el estilo de su matrimonio les permitirá descartar esas ideas de menú, que por más atractivas, tal vez no encajen del todo con su gran día. Conocer cómo será su recepción desde ahora los hará ir directo al grano, no solo en cuanto a la decoración de iglesia para boda. Es así que para una boda playera se imponen las delicias marinas, mientras que para un matrimonio en el campo, en pleno corazón de los Andes peruanos podrían tentar por la cocina regional o novoandina. Se optará por la primera si se trata de una recepción más relajada, no obstante, si están pensando en algo campestre muy elegante lo mejor es darle ese aire exquisito de la olla fusión andino gourmet.

Bruno Urbina

3. ¿Dónde se llevará a cabo?: aire libre o lugar cerrado

La locación resulta servir de mucha inspiración cuando se trata de elegir el menú de matrimonio. Si se casan al aire libre, es una suerte de bienvenida a los platos ricos en verduras, productos frescos y aperitivos fríos. El pescado, pollo, pavo y cualquier carne blanca deberá predominar sobre las rojas y condimentadas. La presentación deberá ser muy atractiva al paladar y las raciones muy variadas, pero en cantidades moderadas. Los vinos blancos y rosados bien fríos, los cócteles frutados con baja medida de alcohol son los mejores compañeros. Si se trata de un evento en un ambiente cerrado, de tarde noche, es mejor apostar por los platos más elaborados y contundentes. Carnes rojas por sobre las blancas, bien condimentadas y acompañamientos ricos en frituras. Los platillos deberán servirse calientes. Se aceptan los vinos tintos, de preferencia secos y además las bebidas fuertes como aperitivo.

Wenz Photography

4. ¿Cómo será el servicio?: a la mesa, buffet o cóctel

Si lo suyo ha sido anunciado con unos partes de matrimonio elegantes definitivamente su menú de boda deberá ser servido en mesa. Consistirá mínimamente de una entrada, plato de fondo y postre. Sí han decidido deleitar a sus invitados con el repertorio criollo lo mejor será hacerlo a través de un servicio tipo buffet, pues éste permite degustar diversos sabores en una sola gran mesa. Al mismo tiempo, resulta ser el pretexto perfecto para que los invitados de ambos bandos se conozcan. Si tendrán lo suyo será algo desenfadado, tipo industrial, hipster, vintage o tal vez temático, tienen las licencias para dar rienda suelta a la creatividad con el servicio cóctel. Eso sí, recuerden que éste deberá ser variado y constante durante toda la recepción además de contar con sus mesas o estaciones. La idea es que quede la sensación de abundancia y no de escasez.

5. ¿Cuándo se llevará a cabo?: la época del año

No es lo mismo un menú o repertorio de platillos para un matrimonio de otoño o invierno, respecto a otro que se lleve a cabo durante el verano o la primavera. La época del año, la temperatura y la hora del día en la que se desarrolle su banquete recaerá sobre su menú bridal. Su carta será más ligera cuando los números sean más altos y más elaborada y contundente para invierno.

Wenz Photography

Elegir el menú nupcial, que encaje a la perfección con esa decoración vintage de boda o cualquiera sea el estilo, lugar o estación en el que se lleve a cabo su gran día no es cuestión de ciencia. Pero eso sí, un poco de orden y de una minuciosa observación. Respondidas las preguntas clave darán con facilidad con banquete más indicado. Tal como les sucedió con esos partes de matrimonio minimalistas que están por entrar a la imprenta, así que ¡ánimos!