Si ya se encuentran planeando su maravilloso matrimonio en el campo en el mes de diciembre. Pues aman lo que significa ese mes tan especial donde reina el amor, la alegría, la unidad, el compartir y festejar rodeados de sus amados familiares y amigos. Así como toda novia se desvela por encontrar ese impresionando vestido de novia con el que hará su triunfal ingreso para intercambiar argollas de matrimonio con el amor de su vida. Es clave que, busquen toda la inspiración necesaria para tener una decoración para matrimonio contextualizada en una fecha tan significativa como es la Navidad. Atrévanse a darle pinceladas navideñas a ese día tan especial donde unirán sus vidas con la persona de sus sueños.

Brillos navideños: dorado y plateado

Es imposible celebrar la época navideña sin incluir en el decorado los colores dorado y plateado. Tonos brillantes que al lado de un blanco natural o brillante, ivory o marfil, champagne o beige, combinan de maravilla y armonizan convenientemente en una decoración de local para matrimonio. Bien es sabido, que los famosos mall o centros comerciales se lucen durante los últimos meses del año, para proveerles de diversos elementos que reflejen ese espíritu. Cintas de todo tipo y colores, borlas, delicados adornos, y más. Así que no les será complicado darle ese toque navideño y chic a su matrimonio sea en la ciudad o a las afueras.

Detalles en rojo y azul

Otros colores predilectos de las fiestas navideñas que podrás incluir sin complicaciones en la decoración de tu matrimonio civil y religioso, es el rojo y el azul. Está demás decir, que el rojo es un color que destila romanticismo y el azul elegancia. Ambos colores combinan perfectamente con el blanco, el ivory o marfil y el tono champagne, incluso con el blanco natural. Pueden incluirlo en pequeños detalles, desde los lazos colgados en las bancas o sillas de la ceremonia, en las tarjetas de matrimonio elegantes, en las cintas sujetando las servilletas en las mesas, en las flores de los centros de mesa, y hasta en las flores del bouquet de novia y ¿por qué no en sus zapatos? Conforme vayan avanzando en la decoración irán descubriendo más lugares donde podrán incorporar bellos elementos en estos colores tan característicos de la Navidad.

Velas: un toque de intimidad

Uno de los grandes símbolos navideños son las velas. Lucen maravillosas junto al dorado, plata, rojo o azul. Darán un toque elegante e íntimo a los centros de mesa para boda, en su camino hacia el altar y donde quieras, fieles compañeras de un matrimonio en el mes de la Navidad.

Luces: sofisticación y romanticismo

Si se casan por la tarde y la recepción será ya en la noche, no pueden omitir en la decoración las luces, muy típicas de la época navideña pero que en los últimos años ha ido cobrando fuerza y se ha convertido en tendencia en las bodas millennials, dotando de un ambiente romántico y sofisticado a toda celebración. Absténganse del tradicional arco de flores y coloquen en su lugar un arco compuesto de pequeñas luces ¡Lucirá increíble! Además, recuerden que las luces encajan perfectamente en los espacios abiertos, como las bodas realizadas en jardines.

Árbol de navidad: el símbolo navideño por excelencia

Por qué no reemplazar los tradicionales arreglos florales para boda, por un gran árbol de navidad o si lo prefieren pequeños y elegantes árboles de navidad como centros de mesa, sin adornos recargados. Simplemente iluminados por pequeñas lucecitas de navidad blancas. También podrían adaptar uno como un ‘árbol de firmas’. Interesante y divertido ¿no?

Colocar elementos clave como adornos de matrimonio les permitirá jugar de manera creativa y darle un toque navideño a su boda en diciembre. Creen un ambiente tan acogedor que todas las queridas personas que recibieron sus partes de matrimonio adorarán y siempre recordarán. ¿Se atreverían a colocarle detalles de Navidad a su torta de matrimonio? Estamos seguros que incorporando estos elementos tendrán el enlace que siempre han anhelado.