ROSA CLARÁ
ROSA CLARÁ

Una tarjeta de matrimonio puede poner en aprietos a cualquier invitada, pero no a ti, que siempre buscas información antes de lanzarse de lleno con la búsqueda del perfecto vestido de fiesta para una boda. Porque sabes, que si ese diseño de tarjeta de invitación enfatiza que se trata de un enlace de día, tu outfit tendrá que ser consecuente a la ocasión. Existen ciertas reglas que seguro conoces como no apostar por el blanco para no opacar a la novia ni largos ras del suelo a menos que seas una dama de honor, pero existen otros secretos que hoy te serán revelados. Toma nota de el dress code para ser la invitada ideal de una boda de día. Aquí la guía definitiva.

Un solo color vibrante: la boda cóctel

Cada diseño de parte de invitación nos comunica de qué trata el enlace. Si será tipo cóctel se trata de un evento elegante, pero de día. Son ceremonias más sencillas, llevadas a cabo por la mañana, incluso día de semana, pero ojo, que el brindis podría ser en un lugar lujoso como los salones de un hotel cinco estrellas. Lo conveniente es apostar por un vestido de fiesta corto de un solo color. Qué tal un vibrante Classic Blue, color 2020 elegido por el Pantone Color Institute.

Estampados y flores: de día pero en el campo o playa

Cuando se trata de un matrimonio en la playa o campo no tienes que ser tan rigurosa como en un enlace cóctel. Aquí son bienvenidos los colores más atrevidos, tal vez los rosas, verdes y celestes pastel y por sobre todo los estampados. Si apuestas por un tejido ligero se verá menos formal, ideal para las bodas playeras pero no para los casamientos en el campo tradicionales.

Dos colores: sal de lo convencional

Mientras más apuestes por un solo color lucirás más elegante, aunque se trate de un enlace de día. Es por ello que si deseas darle un respiro joven y fresco a tu look, sin necesidad de apostar por los estampados te sugerimos los diseños bicolor. Este año se lucirán los rojos y fresas, como los azules junto a los amarillos, o por qué no, el clásico blanco y negro pero en un enterizo que te hará salir totalmente de lo convencional. Apuesta por una falda o pantalón palazo con volumen/flare pero de tejidos ligeros para darle un aire más fresco.

Estructurados: si es muy elegante

St. Patrick
St. Patrick

Si la novia o novio te acaban de decir que será un enlace elegante no puedes decantarte por los tejidos ligeros. Recuerda que tampoco será necesario llevar un vestido largo de fiesta, al ras del suelo. En estos casos la apuesta segura son los diseños de tejidos estructurados. De talles de patrones perfectos junto a faldas de pliegues con volumen, largos midi o corte asimétrico.

Movimiento cuando se trata de bodas bobo chic o vintage

Existen parejas que aunque apuesten por lo hípster, vintage, boho o shabby chic, saben mantener un hilo conductor que no da lugar a mucho desenfado. En estos casos lo mejor es apostar por vestidos con movimiento de gasas o muselinas que no desentonen con el estilo de la boda. Un punto a favor es que lucirás más joven.

Zapatos y clutch: los accesorios clave de tu outfit de invitada

Menbur
Menbur

Una vez elegido tu vestido pasarás a otra etapa, la elección de tus complementos. Si eres osada podrías decidirte por un tocado o sombrero, sobre todo si la boda será de verano. No obstante, si no es lo tuyo, es clave que mínimamente cuides la elección de tus zapatos y clutch, los accesorios clave de la invitada que desea deslumbrar. Olvídate de los brillos y apuesta por tonalidades nude o piel, una apuesta segura. Tampoco descartes el juego de colores, sobre todo cuando se trata de tonalidades primarias como rojo, azul y amarillo. Por último, has una minuciosa elección de tus joyas, discretas pero con personalidad, muchas veces un solo brazalete puede ser suficiente si lo sabes elegir.

Conocer los principios del dress code para una invitada a un enlace de día te colocará un paso adelante llegado el momento. Porque cuando se trata de un parte de matrimonio, se debe ir más allá de la búsqueda de cualquier modelo de vestido de fiesta, sino tener presente los sí y no, que exige la ocasión. Ahora que lo sabes puedes salir a buscar ese diseño perfecto. ¡No olvides tus complementos!