Micho & Fiore
Micho & Fiore

El blanco ha sido el color que ha perseguido y recreado los contextos más idílicos alrededor de los futuros esposos de todo el mundo. Es el elegido para el vestido de la novia, pero también para el traje del novio. Los arreglos florales para boda en la iglesia o el registro civil y la decoración para matrimonio siempre llevarán ese halo de pureza que emana su luz. Pero apostar solo por un Total White es ir mucho más lejos. Es energía, pero también elegancia y candidez por lo que se ha convertido en el estilo preferido de las parejas milennialls y los estilosos minimalistas. Les contamos las 4 claves para una boda blanca perfecta:

1. La papelería Total White

PassionLove Films
PassionLove Films

Sus partes de matrimonio, las cajas de su torta de novios, el menú de su banquete, las tarjetas de sus recuerdos son los protagonistas de toda papelería bridal. El Total White propone dar un paso al costado y explotar las líneas, tipografías y formas sobre el papel blanco. Diseños elegantes que podrían tener como invitado algunos finos hilos dorados o plata para quienes sueñen con una boda elegante y verde hoja para las parejas bucólicas y románticas. La idea del estilo es recurrir al color, lo justo y necesario.

2. Decoración Total White: todos los detalles cuentan

La Vitrina Films
La Vitrina Films

La decoración en telas para matrimonio Total White son un clásico. Pero también los son los centros de mesa para bodas que apuesten por velas, jaulas, porta retratos y flores blancas. Peonias, rosas, lluvia, hortensias o tulipanes blancos las encontrarán, prácticamente, todo el año. Sin embargo, recuerden que siempre podrá ser equilibrado con un solo elemento, metal, vidrio o madera. Se casan al aire libre, recurran al follaje a las ramas secas, ta vez con una pincelada de verde o marrón sobre su mantelería y no se arrepentirán.

3. La novia y sus básicos outfit Total White

PassionLove Films
PassionLove Films

El ajuar de la novia tiene que ser blanco siempre si se desea ser fiel al estilo. El bouquet, el vestido, los zapatos y claro está la corona o tiara que lleve sobre su peinado semirecogido como su propia manicura. Lo mismo sucederá con el look del novio y sus complementos. Si se trata de un matrimonio en la playa tal vez los tejidos sean más frescos en lino o algodón y si será algo más elegante un frac o chaqué. Recuerden no desentonar el boutonniere ni corbatín. En un oufit Total White, cada detalle importa.

4. Una torta clásica inspirada en un estilo de vanguardia

La Vitrina Films
La Vitrina Films

La torta de matrimonio en masa elástica o foundant no puede faltar en una boda Total White elegante. No obstante, si lo suyo será campestre podrán decantarse por las empolvadas naked cake, que son hoy por hoy otro de los favoritos de los novios contemporáneos. Si tendrán estaciones de comida o dulces candybar recuerden que el decorado no necesita mayor esmero que el que le pondrán al resto de sus mesas. Muchas veces con unas flores basta, eso sí, no descuiden una buena iluminación.

Un matrimonio Total White o boda blanca siempre será, por sobre todo, romántico y elegante. Siempre que miren su álbum de bodas, sentirán que pudo ser ayer, pues si hay algo que lo caracteriza es su atemporalidad. Sus partes, el vestido blanco, el bouquet de novia, el boutonniere o ese vestido de novia con encaje blanco, seguirán siendo ante puestos por las parejas de mañana y siempre. Un estilo sin fecha de caducidad.