Tzabar Catering Gourmet
Tzabar Catering Gourmet

Aunque las frutas no sean algo que asociemos siempre con una boda, han ido ganando un lugar especial y privilegiado en la decoración bridal. Desde sutiles apariciones en el bouquet de novia, hasta artísticos adornos de torta de matrimonio, las frutas son una tendencia genial que llegó para quedarse y que, una vez conozcan, no podrán dejar de incluir en la boda. No importa la época del año en que entregan sus argollas de matrimonio, o los colores del estilo que han elegido, déjense conquistar por estas exquisitas ideas decorativas con frutas.

1. Como parte de la torta

En contraste con la tradicional torta con frutas, incluyan en su modelo de torta de matrimonio, una parte o la fruta completa al natural o azucarada. Este el toque ideal para un matrimonio en exteriores o un enlace de estilo rústico. Además, es más económico que la decoración con flores o que el tradicional cake topper de la torta. Combinen tendencias de moda como una torta en fondant pintada con motivos frutales y/o decorada con frutas desde la parte superior y en cada nivel de la torta. Lograrán un efecto espectacular.

Diego Igza
Diego Igza

2. Adornando el bouquet

Con algo de follaje o en medio de un ramo de flores naturales, las frutas son perfectas para darle un toque único al tradicional bouquet de novia. Asegúrense de elegir las frutas y la combinación perfecta, de tal forma que el arreglo no pese demasiado y que la fruta no desprenda jugos o colores que puedan manchar el modelo de vestido de novia. Una idea preciosa es conformar un ramo con algunas manzanas silvestres y ramas de eucalipto. Otras frutas perfectas para incluir en tu bouquet son: limones, pequeñas naranjas, limas, uvas y uchuvas.

3. Como elemento decorativo de la mesa o de las sillas

Una fruta puede reemplazar o complementar la decoración floral de las mesas o las sillas. Con la protección correcta para no atraer insectos, ubíquenlas en la parte de atrás de las sillas de los novios, junto a algunas cintas y las etiquetas con los tan conocidos “Señor” y “Señora”. Creen increíbles y únicos centros de mesa para boda, con floreros rústicos o recipientes envejecidos. ¿Qué tal un arreglo de rosas color magenta y carmesí, combinadas con algunas fresas, moras o cerezas y unas ramas de menta o yerbabuena? Además de verse hermoso, el aroma será espectacular.

4. Como señal del nombre de sus invitados

Sobre cada plato o sobre la servilleta, diseñen formas originales de orientar a sus invitados sobre dónde sentarse. Elijan una fruta cuyo color combine con la paleta de colores de su decoración de local para matrimonio y súmenle simplemente una tarjeta con cada nombre. Pueden hacerlo atando el nombre a una manzana, una pera o un durazno. Si tienen cada nombre escrito en una superficie a prueba de agua, insértenlos en una fresa o en la jugosa mitad de una toronja o usen los penachos de las piñas dejando dos o tres centímetros de la fruta, sobre sus hojas cada tarjeta quedará perfecta.

5. Como recuerdos de boda

Las frutas también pueden ser sencillos y divertidos recuerdos de boda. Son ideales para cerrar con broche de oro un matrimonio en el campo. Unas buenas manzanas, duraznos, uvas, cerezas o fresas, lucirían perfectas en pequeñas bolsas de papel marcadas con su logo de boda, en canastas de mimbre o en cajitas de cartón o madera. ¿Se imaginan lo bien que se verían unas delicadas frambuesas o fresas bañadas de chocolate en unas preciosas cajitas transparentes, atadas con una cinta o lazo del color de su boda, y una hoja con papel del mismo color que mencione el nombre de cada uno de sus invitados?

PassionLove Films
PassionLove Films

Si bien algunas de estas ideas incluyen lugares en los que solemos encontrar frutas, como las mesas de dulces y la torta de matrimonio elegante, inspírense en sus sabores y colores para sorprender a sus invitados con nuevos e innovadores usos en su decoración para matrimonio. Que la naturaleza, con diversos acentos florales y frutales, dé a su boda un estilo incomparable.