De la mano con los intercambios de argollas de matrimonio y pese a los cambios suscitados por el Covid-19, la industria de la hostelería y la restauración se pone en marcha paulatinamente. Y aunque viajar aún depende de los protocolos de salud de las autoridades y de la Organización Mundial de la Salud, el viaje luego de la boda es obligatorio. Al tiempo que envían las tarjetas de matrimonio y se deciden por un bouquet de novia acorde con el estilo de su enlace, las parejas investigan las normas locales y nacionales que les aplican y toman rumbo. Si este es su caso y se preguntan cómo serán estos románticos y esperados viajes en los próximos meses, aquí está lo que necesitan.

1. ¿Qué esperar de los vuelos?: adaptaciones de las aerolíneas

Aunque los procedimientos específicos varían entre aerolíneas, las empresas han asumido y asumirán diversos protocolos que implican limpieza estricta, con alcohol al 70%, y rigurosas precauciones de seguridad. El uso de la mascarilla es indispensable, a menos que se cuente con un certificado médico para no llevarla y su entrega como parte del vuelo, también. Algunas empresas han instalado, incluso, filtros del aire para asegurar que el oxígeno que se respira esté limpio. Y como en el caso de los turnos para recibir la torta de matrimonio en masa elástica, el embarque y desembarque tendrán ajustes.

Como en tierra, en los vuelos se promoverá el distanciamiento social y se disminuirá el número de interacciones con la tripulación del avión, al mínimo. Con este fin se simplificarán los servicios de alimentación e incluso algunas empresas lo suspenderán. Asimismo, la entrega de elementos para el descanso será solo si el pasajero lo solicita y no habrá elementos en los bolsillos de cada asiento. Y para mayor distancia, algunas empresas promoverán que no se ocupe el asiento del medio. Se promoverán políticas de cancelación flexibles.

2. La hostelería: cambios en hoteles categorizados

El Ministerio de Comercio Exterior y Turismo 1 publicó el Protocolo Sanitario Sectorial ante el Covid-19 para hoteles categorizados. Así, con una proyección del cumplimiento de alrededor de 1400 hoteles, de 1 a 5 estrellas en todo el Perú, implementarán medidas que implican la desinfección inmediata a la salida de cada huésped, la disposición de EPP en diversos espacios, el uso permanente de la mascarilla y señalizaciones en el piso. Asimismo, al ingreso deben desinfectarse las maletas y el chek-in debe ocurrir con una distancia de al menos 2 metros.

En la búsqueda de reducir las interacciones, muchos hoteles implementan servicios de check-in virtuales o crean aplicaciones para que los huéspedes reserven su cena, se comuniquen con el personal, soliciten servicios de limpieza o incluso soliciten citas médicas virtuales. También modifican los procedimientos de limpieza, procurando que no haya ingreso de personal distinto a los huéspedes a las habitaciones, a menos que se solicite el ingreso específicamente.

3. Experiencias gastronómicas novedosas e innovadoras

Uno de los lados positivos post-Covid 19 es que, frente a la ausencia de turistas en el país, los hoteles y restaurantes han debido reinventarse en una forma que favorece a los peruanos. Con menús a precios más asequibles, los mejores restauradores del país buscan atraer los clientes locales con sus mejores platos. Otra novedad son las cartas en el celular para evitar que pasen de mano en mano. Los domicilios son el día a día de la nueva normalidad, junto a las cenas al aire libre en mesas alejadas y con hermosos ramos de flores naturales.

Terraza Coll
Terraza Coll

4. Destinos favoritos: naturaleza y aire libre

La distancia, el aire libre y la protección dada por la naturaleza son criterios que toman fuerza a la hora de elegir un hotel. Así como los matrimonios en el campo, la naturaleza garantiza un factor adicional de protección. Y aunque se reducirán los grupos para las excursiones y actividades propias de estos destinos, la lejanía es lo que se busca. Por esto, toman fuerza los hoteles boutique o las estancias alejadas donde ha habido un bajo número de contagios. Por supuesto, así como con la compra de los adornos para matrimonio, las personas buscan políticas de cancelación flexible porque lo único cierto, es que todo puede cambiar.

5. Minimoons y latermoons

Al igual que se transforman las reglas para celebrar un matrimonio en la playa o en la ciudad, las lunas de miel se han convertido en escapadas al interior o al sur del país, de uno o dos días (minimoons) o en eventos que las parejas postergan (latermoons), pero que no cancelan, hasta que las condiciones sean más seguras. Una minimoon puede ocurrir incluso, antes de la boda. Los hoteles brindan paquetes de experiencias que se centran en la seguridad de las personas y en actividades personalizadas.

Robert Els
Robert Els

Aunque optar por largas lunas de miel ahora no es posible, la nueva realidad ofrece nuevas y variadas opciones para celebrar luego de la ardua organización de la boda, incluida la definición de la decoración para matrimonio y la elección del vestido de novia. Con cambios que invitan a viajar de forma más personalizada e íntima, la luna de miel será maravillosa. ¡Que estas perspectivas les motiven a darse una experiencia fuera de serie!