Un matrimonio prueba tu coraje y capacidad para asumir proyectos importantes. Eres un hombre que sabe lo que quiere: te unes a una mujer, tan valiosa como tú, para compartir ideas comunes, esperanzas y éxitos. Y aunque en la boda todo parece girar en torno al vestido de novia y a los preciosos adornos para matrimonio, los invitados admirarán al hombre que, con su carácter y determinación, hace posible este momento. Ahora la pregunta es: ¿estás preparado para que tu apariencia dé cuenta de tu grandeza? ¡Que no solo tu prometida y el bouquet de novia se lleven las miradas! Aquí 8 trucos para que luzcas excepcional el día de tu boda.

1. Corte de cabello acorde a la forma de tu rostro

La primera impresión define todo, y eso es lo que hace el estilo de tu cabello por ti. No es solo un corte, es un estilo que te representa y muestra lo mejor de ti. No improvises el día de la boda. Acude a tu estilista de confianza, con anticipación, prueba el estilo más acorde a la forma de tu rostro y preséntate en la boda con el corte hecho recientemente. La novia llevará un peinado recogido ideal, tu tarea es que tu corte luzca perfecto.

ZOOMX Bodas
ZOOMX Bodas

2. ¡Ojo a tus ojos!

Asegúrate de tener tus cejas perfectas: ordenadas, perfiladas y peinadas. Algunos estilistas masculinos perfilan tus cejas con el corte de cabello. Verás como así las cejas enmarcan mejor tus ojos y dan profundidad a tu mirada. Lo adecuado es que uses alguna crema bajo los ojos días antes de la boda para evitar las ojeras y disimular las posibles arrugas. Tus ojos te lo agradecerán y tu expresión mejorará sustancialmente.

3. Tu piel: despejada y radiante

Si tienes barba, es el día para llevarla perfectamente. Si no la tienes, tu piel ha de estar perfectamente afeitada. Usa un jabón exfoliante para las partes de la piel que no afeites. Y por favor elimina cualquier vello que pueda verse en tus orejas y nariz. Tu piel debe lucir tan impecable como el modelo de vestido de novia que porta tu prometida.

Cristian Uribe Photography
Cristian Uribe Photography

4. Huele bien, siempre

Tendrás muchos saludos y abrazos que dar. Asegúrate de tener un buen desodorante de gel que no se note con tu camisa. Lo recomendable es que también uses un desodorante de cuerpo. Que todos recuerden la agradable sensación de tu olor. Usa un buen perfume, pero no demasiado: el justo para aromatizar tu espacio personal sin invadir el de los demás. Por último, es el día de besar a la novia: procura que tu aliento sea el de un príncipe.

5. Haz ejercicio: ¡urgente!

Si no estás en la forma adecuada, ojalá estés leyendo este artículo con algunos meses de anticipación: es el momento de matricularte en un gimnasio. Si no lo estás, aprovecha para hacer ejercicio. Tu cuerpo y tu piel se verán mejor, te sentirás más feliz, aumentarás tus niveles de energía, mejoraras tu confianza y podrás dormir mejor. Si estás en la forma adecuada, mantén tu rutina de ejercicio y refuerza los músculos que deben lucir mejor con tu traje.

ZOOMX Bodas
ZOOMX Bodas

6. Come bien y toma mucha agua

La dieta es la clave para lucir simpático: forma tu cuerpo, hace que tu piel esté radiante y mejora tu estado de ánimo. Trata de alimentarte con comida natural. Evita todo tipo de procesados, gaseosas y comida chatarra. ¡Prepárate para el momento en que suspenderás la dieta con la torta de matrimonio elegante de tu boda! El agua te ayudará a sentirte más liviano y mejorará la apariencia de tu piel y de tus ojos.

7. Duerme, duerme y duerme

Dormir poco te hace subir de peso, afecta tu memoria y aumenta el riesgo de que te enfermes. Además, no te verás bien: estarás cansado y tu piel lucirá deshidratada y puede que tengas ojeras, esas incómodas bolsas bajo los ojos. Desentonarás con la decoración de local para matrimonio si no te ves radiante. Para esto, establece una rutina del sueño: aleja tu celular de ti, 2 o 3 horas antes de dormir, haz un horario y cúmplelo y duerme en completa oscuridad.

ZOOMX Bodas
ZOOMX Bodas

8. Irradia confianza: postura y actitud

Para un matrimonio en la playa, en la ciudad o en el campo, nada mejor para lucir bien que una buena actitud. Tu novia, familiares y amigos esperan que irradies confianza. La postura es clave en cómo te sientes: espalda recta y barbilla en alto. Aún si te sintieras cansado en algún momento del día, siempre puedes aislarte del grupo un momento, asumir una postura poderosa y recuperar la confianza y el ánimo que necesites.

Con el portentoso traje que llevarás el día de la boda, ¡te verás increíble! El secreto está en los detalles, así que no dejes nada para el último momento: traje, corbata, camisa y zapatos impecables. Con el marco de una decoración para matrimonio perfecta, ¡has de lucir estupendo! Y no olvides: las argollas de matrimonio en el bolsillo. Que estos consejos te den la clave para sentirte: ¡perfecto!