Kuro Studio
Kuro Studio

Una boda de día tiene su encanto: la luz facilita unas fotos del vestido de novia preciosas y si es un matrimonio en el campo, la naturaleza en todo su esplendor es la mejor decoración. Sin embargo, a la hora de pensar en el maquillaje, es necesario buscar las opciones que mejor se vean con luz plena y que al mismo tiempo armonicen con la mágica simplicidad del día. ¿Estás lista para descubrir las claves para un buen maquillaje de día que se complemente de forma perfecta con tu peinado de novia? Presta atención a cada consejo.

1. Armoniza con tu entorno: tonos y colores

Lo más adecuado para una boda de día es un look natural y sencillo, pero con el que luzcas preciosa. Destaca la belleza natural de tu rostro y busca su luminosidad. Para lograrlo, elige tonos neutros con toques sutiles y luminosos. Deja que la intensidad del color quede solo para tus labios y tus uñas. Procura elegir un tono que armonice con el color de tus arreglos florales para boda.

Making Focus
Making Focus

2. Prepara tu piel

Antes de maquillarte, asegúrate que tu piel esté perfectamente limpia. Usa un gel limpiador y aplica una crema hidratante especial para el día. Tu piel estará más expuesta al sol, así que procede a aplicarte bloqueador solar, preferiblemente uno de consistencia seca, que no haga denso tu maquillaje. Al igual que los ramos de flores naturales, tu piel debe lucir radiante.

3. La pre base, la base y el corrector

Si tu boda es en el día, debes crear un maquillaje, que junto a tus adornos para matrimonio, sea capaz de soportar la larga jornada. Aplicar una pre base ayudará a mejorar la apariencia de la piel, reducir los poros y hacer que el maquillaje dure más. Luego, será necesario aplicar una BB cream o una base ligera con cobertura media o baja para que luzca natural. Elige un tono similar o igual al de tu piel y revisa que tenga factor de protección solar.

Dos Fotógrafos
Dos Fotógrafos

4. Crea un buen acabado: polvos y blush

Una vez consigas un tono de piel uniforme, y para sellar tu maquillaje, ponte unos polvos ligeros de tono translúcido. Como con los centros de mesa para boda, dale un toque de color a las mejillas con algo de blush y póntelo en crema para un mejor acabado. Si tu piel es clara, opta por tonos rosas o corales; o si es morena, elige durazno, mandarina o malva.

5. Trabaja en tus ojos

A diferencia del maquillaje para la noche, en el que puedes llevar tonos metálicos, brillos, sombras oscuras y delineador, el día obliga a tonos claros, rosas, nude, mate y maquillajes más sencillos. Comienza aplicando un tono claro como base que empareje el tono de los párpados. Dale profundidad a tu mirada aplicando sombra rosa, café o bronce en los extremos exteriores. Enmarca tus ojos con un delineador café o negro y difumínalo con sombra del mismo color. Termina con la máscara de pestañas que necesites.

Making Focus
Making Focus

6. Los labios

Sea un matrimonio en la playa o en un precioso local de la ciudad, opta por tonalidades claras o nude. Aplica tonos neutros que no destaquen demasiado como colores tierra o rosas claros. Con estos tonos van bien lip gloss transparentes o del mismo color. También es importante que perfiles tus labios con un lápiz del mismo color del pintalabios para corregir pequeñas asimetrías.

Como con cada detalle de tu atuendo bridal, elegir tu maquillaje es un desafío. Y aunque la decoración para matrimonio sea importante, lo serán más los tonos que elijas para lucir fantástica. En perfecta sincronía con tu bouquet de novia, haz que con estos consejos, tu maquillaje sea uno de los recuerdos más preciados.