Estos pastelitos tienen como origen el siglo XIX en Estados Unidos y parte de su popularización recaería en escenas de la serie norteamericana Sex and the City: en donde las protagonistas conversan sobre sus relaciones amorosas, mientras saborean los deliciosos cupcakes de su pastelería favorita. Desde entonces los hemos visto en numerosas celebraciones de bodas acompañando a la torta de matrimonio, o a solas conservando su glamour en la mesa de dulces, o en las mesas de los invitados formando parte de la decoración, junto a los centros de mesa para boda. Las ubicaciones y decorados seleccionados para sus cupcakes para la boda pueden ser distintos, pero siempre fiel al estilo que quieran impregnarle y que vaya acorde con su decoración para matrimonio.

Cupcake de cada día

Cuentan que los primeros cupcakes eran colocados en tazas o en otros recipientes apropiados, debido a la falta de moldes para su cocción. Con el tiempo este pastelito suave y dulce adquirió gran variedad de sabores y un sinfín de propuestas para la cobertura decorativa: que va desde una cremosa masa de betún con mantequilla o azúcar, hasta diseños temáticos con masa elástica.

Cómo incorporarlos

En primer lugar, deben tener claro dónde colocarán los cupcakes y de qué manera irán arreglados, para complementar los adornos para matrimonio. Si deciden que su lugar ideal es junto al modelo de torta de matrimonio, los cupcakes para la boda quedarán fantásticos alrededor del pastel o también en una torre por debajo de la torta de matrimonio elegante.

En el caso de que prefieran adquirir solo cupcakes ─ya sea por los precios de las tortas de matrimonio, porque va mejor con el estilo de su boda o porque se enamoraron de las hermosas decoraciones en miniatura─ tienen también la opción de las torres de cupcakes para la boda, acompañadas alrededor con más de estos sobre la mesa o con bases de diferentes alturas.

La mesa de dulces con otros postres de su elección quedará aún más llamativa con sus modelos personalizados. Una idea interesante es colgar algunos con ayuda de una tela fina y transparente para aumentar la magia de su matrimonio en el campo.

No se olviden que su decoración vintage de boda puede ser complementada con cartelitos que indiquen los datos de cada grupo de cupcakes. Además, se puede añadir flores, velas, jaulas, carruseles, baldes en pequeña escala. Tienen mucho para escoger, lo importante es que se logre armonizar el ambiente y no se pierda la paleta de colores. También pueden ser entregados como recuerdo de bodas a cada invitado en una caja personalizada o empaque diseñado para dar ese toque especial.

Sabores y diseños

El sabor que ofrezcan en su fiesta de bodas dependerá de su estilo, sus gustos y la decoración. Puede ser un sabor o más de uno. Encontrarán cupcakes de vainilla, coco, chocolate, naranja, limón, red velvet, café, zanahoria; cubiertos con fondant, queso crema, frosting, merengue o glasa real. Cada día aparecen nuevas propuestas, como las temáticas, los rellenos de chocolate o fruta, los de dos sabores, o los veganos.

En cuanto al diseño de la cobertura se pueden encontrar las masas cremosas elaboradas con boquillas decorativas y adornadas con cartelitos, flores azucaradas, corazones, galletas, chispas de chocolate, y hasta una fruta pequeña de estación como la fresa. Si seleccionan otro tipo de cobertura como la de la torta de matrimonio en masa elástica, podrían preparar diseños de sombrero o smoking del novio, el vestido o velo de la novia, flores, iniciales de la pareja. O algún diseño con el que quieran sorprender a sus invitados. También quedará bien la combinación de coberturas (una sobre otra).

Puntos a tomar en cuenta

Antes de cerrar el trato con su proveedor o empezar a elaborarlo con sus propias manos se hace necesario que tomen en cuenta algunas sugerencias, para que la presentación de este pastel individual quede tan perfecto como tú en tu matrimonio, luciendo tu vestido de novia.

  • Presupuesto.
  • Prueben distintos.
  • Número de invitados y cantidad de cupcakes para cada uno.
  • Ingredientes, decoración y colores.
  • Temática de la boda.
  • Tendencias.
  • Fecha de anticipación para la compra.
  • Fecha de entregas de los pastelitos.
  • Temperatura e iluminación apropiada.
  • Servicio delivery (consultar si el proveedor realiza este servicio y se hace responsable de su colocación sobre la mesa).

No se puede negar que los cupcakes son muy llamativos, sabrosos y versátiles por su tamaño, ingredientes y diseños. Estos pequeños pasteles individuales quedarán bien tanto al lado de los adornos de tu matrimonio religioso como de la mesa de dulces que formará parte de la decoración para matrimonio civil. No dejen de disfrutar de las variedades de los cupcakes para la boda, brinden por su felicidad y regalen a una de sus invitadas la posibilidad ser la siguiente en casarse con el amor de su vida, después de atrapar el bouquet de novia.